MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) –

Yihad Islámica ha ampliado en las últimas horas el alcance de sus proyectiles y ha logrado lanzar algunos en dirección a Jerusalén y Tel Aviv a pesar de las especulaciones sobre la inminente entrada en vigor de un alto el fuego pactado.

Las sirenas de aviso de ataque aéreo han sonado en Tel Aviv y otras ciudades del centro de Israel como Beer Sheeva y se han identificado incluso proyectiles lanzados igualmente desde la Franja de Gaza y dirigidos a las afueras de Jerusalén, más al norte aún, según recoge la prensa israelí.

Según el último balance del Ejército israelí son 935 los cohetes lanzados desde Gaza desde el viernes. De ellos, 160 han caído dentro del propio territorio gazatí y han sido interceptados por el sistema Cúpula de Hierro el 96 por ciento de los cohetes que suponían un riesgo para Israel, siempre según las Fuerzas Armadas israelíes.

Mientras, Israel continúa bombardeando objetivos en la Franja de Gaza y todavía retiene a Basaam Sadi, uno de sus altos responsables, cuyo arresto fue el detonante de la actual espiral de violencia.

Estas noticias se suceden a pesar de que en las últimas horas Egipto ha confirmado que se está negociando un alto el fuego para el se especula incluso que habría ya un acuerdo y que podría entrar en vigor este mismo domingo.

Israel lanzó el viernes la operación militar ‘Amanecer’, que ha dejado ya más de una treintena de palestinos muertos, entre ellos dos líderes de la organización y cuatro niños, y más de 250 heridos.

Al menos tres israelíes, entre ellos dos militares, han resultado heridos por los más de 900 cohetes lanzados por la organización terrorista, la mayor parte de los cuales han sido interceptados por el sistema defensivo Cúpula de Hierro.



Source link