Un grupo de cuerda, formado por quince alumnos y exalumnos del conservatorio y dirigidos por Yuri Nasushkin, ofreció en la mañana de este sábado un concierto al aire libre en el parque infantil que se sitúa en la confluencia de Uría con la avenida de Santander. «Nuestro objetivo es salvar lo salvable, crear o recrear una experiencia artística y cultural compartida», explica Nasushkin, que destacó que los jóvenes músicos con los que compartió escena son «unos chicos de oro, que se han involucrado en esta experiencia de forma completamente altruista y pese al frío y al mal tiempo». «Tengo la sensación de que muchos jóvenes están perdiendo la ilusión, y si ellos pierden la ilusión perderemos el futuro», reflexiona el violinista. El concierto de media hora de duración y que se pudo seguir en la misma calle de forma completamente gratuita, culminó con la interpretación de «Gabriel’s Oboe», la emblemática pieza compuesta por Ennio Morricone para la banda sonora de «La Misión», y en la que Nasushkin, uno de los «Virtuosos de Moscú», ejerció como solista.



Source link