MADRID/OVIEDO, 11 May. (EUROPA PRESS) –

El diputado y coordinador general de IU Asturias, Ovidio Zapico, ha defendido este martes en el Pleno del Congreso de los Diputados la necesidad de garantizar una atención sanitaria pública y universal como derecho.

Al respecto ha señalado que la pandemia evidencia la necesidad de garantizar la cobertura sanitaria a toda la población. «La pandemia hace aún más necesaria la cobertura a toda la población porque los virus no se paran a distinguir de situaciones administrativas a la hora de contagiar», ha dicho.

El parlamentario de IU fue uno de los tres ponentes enviados por la Junta General del Principado –junto con Dolores Carcedo (PSOE) y Daniel Ripa (Podemos)– para debatir, en la Cámara baja, una proposición de ley, auspiciada en su día por la formación y luego apoyada por PSOE y Podemos Asturies y cuyo objetivo era «corregir» lo que, ha enfatizado Zapico, «había sido una decisión injusta y errónea del entonces Gobierno de España del Presidente Rajoy».

«Aquella reforma afectaba de lleno al derecho de salud, de los extranjeros, pero también de la ciudadanía española que había tenido que emigrar a otros países empujados por la crisis», afirma el diputado de IU.

En estos momentos, según el coordinador general de IU, la propuesta es aún más necesaria y justificada: «Hoy, nueve años más tarde (de la reforma del PP que recortó las coberturas sanitarias) , e inmersos en una pandemia monstruosa con 3.600.000 compatriotas contagiados, parece evidente que recortar en políticas de salud no ha sido una buena idea».

En la actualidad, ha reconocido Zapico, algunos de los elementos más lesivos del citado Real Decreto «ya han sido corregidos». Pero, ha matizado, «la propuesta de modificación legislativa que les traemos va más allá de revertir esa reforma».

De hecho, la Proposición de Ley pretende «consagrar para el futuro la universalización del derecho a la salud y de las prestaciones sanitarias como derecho legalmente establecido». Se busca, por tanto, resolver la «incongruencia» entre el entramado legal constitucional que sí reconoce ese derecho, con su efectiva aplicación, algo que, ha señalado Zapico, ha sido puesto de manifiesto por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo que, hace poco más de un año, concluyó que tal derecho todavía no existe «en una Sentencia que describe, claramente, cómo en 2012 se produjo una regresión en el reconocimiento del derecho a la atención sanitaria que, a día de hoy, no ha sido plenamente revertida».

Según explican desde IU, la iniciativa pretende que en la Ley General de Sanidad se diga, expresamente, «que la primera característica fundamental de nuestro sistema nacional de Salud es la universalización de la atención sanitaria a toda la población que resida en nuestro país». Y ello, ha añadido, con independencia de su nacionalidad porque, ha aseverado, «entre otras cosas, señorías, los virus no se paran a distinguir de situaciones administrativas a la hora de contagiar».

La propuesta además de dar seguridad jurídica a la ciudadanía, está en consonancia con uno de los objetivos sanitarios de la OMS, que refleja entre ellos la universalidad de la sanidad, y también figura dentro de los objetivos del milenio de la ONU.

La garantía de la universalización debe forma parte también de los principios éticos de una sociedad democrática avanzada, que debe aprovechar un momento como el actual, en el que la esperanza se abre paso con el avance del debate de la liberación de las patentes para que las vacunas se pueden convertir en un derecho universal que, ha abogado, «traspase fronteras y rompa el libre comercio, haciendo el mundo un poco más justo».

«Lo que les pedimos es que lo hagan una realidad política efectiva, por tanto Señorías, con toda humildad, les quiero pedir su voto favorable a esta propuesta que viene de una Comunidad Autónoma que siempre ha considerado la salud como un derecho irrenunciable y que, por ello mismo, dedica casi un ocho por ciento de su PIB a financiarla, algo de lo que todos y cada uno de las asturianas y asturianos nos sentimos particularmente orgullosos», concluyó.



Source link