[ad_1]

Ayer, apenas pasado el mediodía, dos efectivos de la Policía de la Ciudad se presentaron en la puerta de la Escuela Normal Superior Nº5 General Don “Martín Miguel de Güemes”, que se encuentra en Arcamendia 743, en el barrio porteño de Barracas. Tocaron el timbre varias veces sin éxito hasta que salieron las autoridades del establecimiento y avisaron que el colegio estaba siendo tomado por los estudiantes. Luego se retiraron.

Desde el centro de estudiantes anunciaron que la toma se extenderá, en principio, hasta el viernes. Al igual que lo ocurrido en los más de 20 colegios que durante las últimas dos semanas fueron tomados en distintos momentos, en el ingreso colgaban cartulinas que decían ”colegio tomado” y “colegio en lucha porque Larreta y Acuña no escuchan”.

Los alumnos habían anunciado que la toma iniciaría el jueves pasado y duraría cinco días, pero la pospusieron porque, según dijeron, había obras y arreglos eléctricos programados para realizarse durante el fin de semana que no querían interrumpir ya que la situación edilicia del colegio es uno de los principales reclamos de los estudiantes.

Hay entre 30 y 40 alumnos en la toma
Hay entre 30 y 40 alumnos en la tomaAlejandro Guyot

“El reclamo se debe básicamente a las condiciones edilicias y las viandas en mal estado. Tomaremos hasta el viernes, cuando tendremos una asamblea y decidiremos cómo seguir”, dijeron a LA NACION desde el centro de estudiantes.

“Nuestro colegio tiene una historia de muchos problemas edilicios. Somos un monumento histórico, por lo que los protocolos para hacer arreglos son larguísimos. Hace poco pintaron las aulas pero no revocaron, entonces se cae la pintura. Hay cables y caños sueltos y el otro día se cayó una pantalla encima de un profesor y un alumno. El centro de estudiantes envió 17 cartas para que revisen la emergencia edilicia y no tuvimos ninguna repuesta”, amplió una alumna que pidió reserva de su identidad.

Además, entre los motivos de la toma, el centro de estudiantes publicó un comunicado en el que esgrimió: “Viandas poco nutritivas y podridas, malas condiciones edilicias, cartas presentadas al Ministerio de Educación que fueron ignoradas, cancelación del plan Sarmiento, persecución política de lxs alumnxs manifestadas por parte de la policía y el ministerio, cambio de estatuto docente no beneficioso hacia docentes y alumnxs y bajo presupuesto de la ciudad hacia la educación”.

Desde el ministerio de educación de la ciudad de Buenos Aires confirmaron la toma y dijeron que “es todo política”. Además, negaron que en este momento haya otras tomas estudiantiles en escuelas de la Ciudad.

“La semana pasada nos juntamos con los chicos del Normal 5 en el ministerio. Los recibieron funcionarios de educación, pero no trajeron reclamos puntuales. Estamos arreglando las aulas y la fachada y los trabajos terminan en febrero”, dijeron desde el área que conduce Soledad Acuña.

Alumnos y padres denuncian el mal estado edilicio del colegio
Alumnos y padres denuncian el mal estado edilicio del colegio

Una estudiante que no quiso identificarse dijo que ni la institución ni el centro de estudiantes tienen mucha actividad política, por lo que la decisión de llevar adelante la medida de fuerza llevó tiempo ya que querían que fuera una decisión informada y que se entendiera la gravedad de la toma. “Somos entre 30 y 40 personas en la toma en este momento. Hubiéramos querido que no se suspendieran las clases en los otros niveles de la escuela, pero no nos dejaron”, sostuvo.

“La toma en el Normal 5 se estuvo planeando desde el momento en que estuvieron tomadas las otras escuelas, pero el rectorado fue impidiéndolo. Los chicos y chicas fueron buscando otros modos pero no han sido oídos. Esta es la ultima medida, no la primera. El viernes se acercaron al ministerio y no los recibieron”, dijo Soledad Bastida, madre de un alumno de la escuela.

Para ella, la escuela está en muy malas condiciones y se viene abajo por el deterioro que exhibe. “Tienen buracos en la pared, los baños están súper rotos, los ventiladores de techo cuelgan del cable pelado y muchas veces están sin luz. Es un peligro permanente”, dijo.

Con respecto de cómo están los chicos en este momento, aseguró que se encuentran bien, conviviendo pacíficamente y organizados. Además, dijo que a pesar de no contar con el apoyo de la conducción de la escuela, hay muchos profesores que sí los están acompañando en los reclamos.

Toma en escuela de maestros número 5 de Barracas
Toma en escuela de maestros número 5 de BarracasAlejandro Guyot

A la salida del turno mañana de la jornada de ayer, los docentes de los niveles primario e inicial avisaron a las familias que, como el nivel medio está llevando adelante una toma, no habrá clases presenciales ni virtuales hasta el viernes y que se mantendrán en contacto vía mail y WhatsApp.

“Entiendo el reclamo de los chicos, pero la verdad es que es una complicación enorme. Cómo les explicamos a los nenes que tanto les gusta venir al jardín, que no pueden venir. En mi caso, el papá y yo trabajamos y vamos a tener que pedir permisos en el trabajo y ayuda a familiares”, dijo Cynthia Berasai, madre de una alumna del nivel inicial.

Los estudiantes aseguran que se cae la pintura y los techos
Los estudiantes aseguran que se cae la pintura y los techos

Jessica Gómez, otra madre del jardín, agregó: “Esto me cae muy mal y me afecta. No a mí, sino a la educación de mi hija. No está bueno lo que está pasando”.

El jueves pasado los estudiantes de la Escuela de Educación Artística Rogelio Yrurtia, situada en la avenida Juan Bautista Alberdi 4139, levantaron la toma y parecía que la ola de medidas de fuerza que comenzaron el viernes 23 de septiembre llegaba a su fin, pero con la toma del Normal N°5 se abre un nuevo capítulo.

Conocé The Trust Project

[ad_2]

Source link