[ad_1]

Continúan las malas noticias para los españoles: euríbor más alto y más inflación. Una combinación letal para su bolsillo. La tasa de inflación continuó su escalada en febrero por segundo mes consecutivo y se situó en el 6,1%, dos décimas por encima del dato de enero (5,9%) y cuatro más que en diciembre (5,7%), según del dato del IPC adelantado que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). En su segundo mes de aplicación de la rebaja del IVA de una amplia cesta de alimentos, la inflación no ha logrado en febrero retomar la cuesta abajo que había emprendido en agosto -tras haber tocado techo en julio, con una tasa del 10,8%- y que quedó interrumpida en enero, cuando se anotó una subida anual de los precios del 5,9% impulsada por la retirada de la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante.

Mientras, el euríbor a 12 meses, que es el índice de referencia con el que se calcula el tipo aplicado sobre estos productos, sigue desbocado y cerrará el mes de febrero alrededor del 3,53%; su mayor valor desde noviembre de 2008, según el comparador de hipotecas Helpmycash. Este indicador estaba por debajo del 0% hace apenas un año.

Sin embargo, si uno se lo propone, es posible ahorrar: los expertos en finanzas personales siempre recomiendan ponerse lo más fácil posible ahorrar para que sea casi algo de lo que no nos demos cuenta. La fórmula 4-3-2-1 es uno de los más sencillos de poner en práctica.

Fórmula 4-3-2-1

Es sencillo: consiste en repartir nuestros ingresos de la siguiente forma:

  • 40% a los gastos de la vida diaria

  • 30% para gastos extra como ocio, ropa o caprichos

  • 20% a ahorros, inversiones o fondos de emergencia

  • 10% a actividades benéficas

El 40% del sueldo total deberá destinarse a las principales necesidades diarias, que incluyen gastos de alimentación, transporte, internet, electricidad, compras para cubrir las necesidades mensuales, pagar créditos, etc. El siguiente tramo del gasto se destinará a gastos extra, donde entra tanto el ocio como comprar ropa o caprichos. Esto ayudará a pensar más en qué gastar el dinero y evitar compras compulsivas. Con el anterior ejemplo, serían unos 600 euros al mes.

Ahorro

Noticias relacionadas

La norma marca destinar al menos el 20% de tu salario mensual total al ahorro, a fondos de emergencia o a inversiones. El ahorro y los fondos de emergencia son dos tipos diferentes de instrumentos financieros.

Por último, se recomienda destinar el 10% restante de su salario total al mes puede destinarlo a causas con las que nos sintamos identificados. No tiene que ser solo ONGs, también pueden ser asociaciones con intereses con los que estemos vinculados. Eso sí, este porcentaje es del que podemos tirar si con el resto no llegamos a todo.

[ad_2]

Source link