[ad_1]

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un hombre de 63 años acusado de un delito contra la salud pública. El hombre tenía una plantación de marihuana en un trastero que, junto a un piso, había alquilado en el barrio de Establiments. La investigación, tal y como ha informado la Jefatura Provincial este sábado, se inició a mediados del pasado mes cuando unos vecinos avisaron a la policía, ya que uno de los residentes que vivía de alquiler estaba manipulando el cuadro eléctrico y dejo sin luz a la comunidad. Todos sospechaban que cultivaba marihuana en el trastero. Y no se equivocaban.

Cuando los agentes llegaron al lugar hicieron una serie de comprobaciones, apuntando todo que efectivamente podría haber una plantación por una serie de indicios que encontraron, entre ellos el olor a marihuana. Los agentes traspasaron la información al Grupo II de Estupefacientes para que prosiguieran con las pesquisas. En unos pocos días se recibieron siete denuncias de vecinos contra el sospechoso, entre ellas amenazas y daños contra los vecinos. Este hecho dificultaba mucho la normal convivencia en el edificio.

Los agentes una vez recabada toda la información recibida del varón, de nacionalidad española, el pasado viernes comprobaron cómo en el interior del trastero había una plantación de marihuana con 36 plantas y con todos elementos necesarios, ventiladores, extractores, filtro de carbono etc., para su correcto cultivo. Los policías arrestaron al sospechoso como presunto autor por un delito contra la salud pública. Posteriormente realizaron una entrada y registro en su vivienda, donde también estaba montando una plantación de la misma droga. Se incautaron bombillas de calor, extractor, trasformadores, líquido para crecimiento de plantas, cerca de 250 gramos de cogollos y 60 esquejes.

[ad_2]

Source link