viernes, diciembre 3, 2021
Inicio Derechos Humanos Memoria histórica El Ayuntamiento de Cádiz repetirá el proceso de cambio de nombre del...

El Ayuntamiento de Cádiz repetirá el proceso de cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza para que sea «impoluto»

0
162



El cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza de Cádiz no ha podido cerrarse en 2020. El Ayuntamiento gaditano inició un proceso para cumplir con la Ley de Memoria Histórica y se llegó a realizar una votación, pero finalmente se tendrá que repetir. El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, ha señalado que «es justo reconocer que hemos tenido un error. Un error en el proceso, en el mecanismo de elección, que ha sido francamente mejorable», ha dicho en un entrevista concedida a Radio Cádiz.

Después de varios meses de trámites, la votación final para la elección del nuevo nombre del estadio municipal de Cádiz se inició el 19 de octubre. Los empadronados en la capital tenían la oportunidad de ejercer su voto entre las las ocho alternativas definitivas: Ciudad de Cádiz, La Pepa, Gades, Bahía de Cádiz, Gadir, Nuevo Mirandilla, Tacita de Plata y De La Laguna. Quedaron descartados los nombres propios de la propuestas realizadas en una votación preliminar dentro de un proceso que contó con el control de una comisión.

La votación se llevó a cabo, pero el resultado nunca se conoció. Ya en noviembre, el Ayuntamiento gaditano tuvo que interrumpir el cribado de los votos emitidos en el proceso participativo ante la petición de informes por parte del Consejo de Transparencia y Protección de Datos. Un particular denunció el proceso ante este organismo al entender que podía dar pie a suplantaciones de identidad y a vulneraciones de derechos.

En la citada entrevista, el alcalde gaditano remarca que la nueva votación se hará «teniendo en cuenta todos los elementos» y se hará «con todos los perejiles y cumpliendo la ley a rajatabla», al tiempo que lamenta que el proceso se haya visto truncado por «denuncias, boicots y bombardeo de bots de ultraderecha. Me hace gracia que aquellos que decían que esto no era importante hayan dado tanto protagonismo el cambio de nombre y hayan hecho naufragar este proceso».

La nueva votación se realizará «en el menor plazo posible», según subraya el regidor, que hace hincapié en la necesidad de que se haga «ajustando el proceso de elección a la ley de protección de datos para que sea un proceso impoluto con un expediente inmaculado».

Entre el hackeo y las críticas

El propio Ayuntamiento gaditano denunciaba a finales de noviembre que de los 50.000 votos emitidos, 10.000 fueron eliminados porque eran producto de un hackeo. En la reanudación del proceso de cribado de los votos tenían que analizarlos uno a uno y comprobar que el DNI aportado en la votación por Internet se correspondía con el de un empadronado en la ciudad. Ahora el sistema se cambiará, aunque todavía no se han dado detalles al respecto.

Además, ha sido un proceso que ha contado con muchos obstáculos por la negativa en muchos sectores de la sociedad gaditana a cambiarle el nombre al estadio. Francisco Franco o Santiago Abascal fueron algunas de las propuestas irónicas lanzadas por los gaditanos para impedir el cambio.

No han faltado las críticas políticas a nivel municipal con el argumento constante de que había otras prioridades en la ciudad, pero Kichi lo tiene muy claro: «Que a nadie le quepa duda de que el estadio dejará de llamarse Ramón de Carranza, que fue un alcalde fascista y responsable de la purga de muchos vecinos de Cádiz».



Source link