[ad_1]

El italiano Pier Antonio Panzeri durante una sesión plenaria en Estrasburgo en marzo de 2019. / AFP

Panzeri firma un acuerdo con la Fiscalía belga para colaborar en la investigación del caso de sobornos y señalar a todos los implicados

El ‘Qatargate’ promete dar nuevos titulares. El supuesto cerebro de la trama, Pier Antonio Panzeri, firmó este martes un acuerdo con la Fiscalía federal belga en el que promete colaborar con la investigación relacionada con la trama de los soborno por parte de Qatar y Marruecos para intentar influir en las decisiones del Parlamento Europeo. Más concretamente, Panzeri dio su palabra de que ofrecerá «declaraciones completas, sinceras y veraces» sobre la participación en delitos «de terceras personas» y también sobre su propio papel en el caso. El exeurodiputado italiano no se librará de la cárcel, pero logrará a cambio «limitar» la pena impuesta por la Justicia belga.

En el texto pactado por las dos partes, Panzeri asegura que revelará el ‘modus operandi’ de la organización criminal, así como las estructuras financieras que usaba la organización criminal. Panzeri también afirma que dará a conocer todo el entramado del caso, de las «partes interesadas» en el ‘Qatargate’ y los beneficios ofrecidos, además de desvelar la identidad de personas «conocidas y desconocidas» que participaran en la trama o que recibieran sobornos.

El Parlamento europeo ultima un plan para evitar un nuevo 'Qatargate'

La Justicia belga tiene especial interés en este último punto, que podría dar una idea del alcance de esta trama dentro de la Eurocámara. Hasta el momento, cuatro personas han sido imputadas, entre ellas una de las vicepresidentas de la institución comunitaria, la socialista griega Eva Kaili. El caso salpica también a su marido, el asesor europarlamentario Francesco Giorgi, y al director de la ONG ‘No Peace Without Justice’, Niccolo Figa-Talamanca.

Sospechas y viajes pagados

Desde el inicio de la investigación, la Justicia belga ha señalado como líder de la organización al italiano Pier-Antonio Panzeri. El político fue detenido el pasado 10 de diciembre y permanece en la cárcel, acusado de encabezar una organización criminal, de lavado de dinero y corrupción. En su domicilio de Bruselas la Policía incautó unos 600.000 euros en efectivo. A través de un comunicado, la Fiscalía dio este martes a conocer que confiscará todos los bienes que el político adquirió de forma ilegal, que tienen un valor de más de un millón de euros.

Esta es la segunda vez que la Fiscalía belga logra un acuerdo de «arrepentimiento», que recibe su nombre de la ley italiana creada para combatir a la Mafia.

Mientras, y a falta de conocer las revelaciones del líder del ‘Qatargate’, el caso salpica ya a otros dos eurodiputados: el belga Marc Tarabella y el italiano Andrea Cozzolino. La Eurocámara inició esta misma semana el procedimiento formal para retirarles la inmunidad, a petición de la Justicia belga.

Las investigaciones relacionan directamente a Tarabella con Panzeri. Según informaciones reveladas por el diario belga ‘L’Echo’, el eurodiputado, que ejercía de vicepresidente de la delegación para las relaciones con la Península Arábiga, habría recibido hasta 120.000 euros del exeurodiputado italiano. Hasta ahora, Tarabella ha negado su implicación en el ‘Qatargate’ y este mismo martes rechazó abandonar el grupo de los socialistas europeos, en contra de lo que le exigió su líder Iratxe García.

Las sospechas se ciernen sobre Tarabella desde hace semanas, después de que reconociera que no declaró un viaje pagado a Qatar en 2021. No es el único: la francesa Marie Arena, presidenta de una subcomisión europarlamentaria, también fue acusada de no informar de un viaje pagado por este país del Golfo.

En el caso de Andrea Cozzolino, la Fiscalía lo relaciona con la trama a través de su asistente europarlamentario, Francesco Giorgi, que ya ha confesado su implicación y que trabajó hace unos años como asesor de Panzeri.

[ad_2]

Source link