[ad_1]

El Ministerio de Trabajo ha iniciado los expedientes para retirar las medallas al Trabajo concedidas a franquistas, en cumplimiento de la recién aprobada Ley de Memoria Democrática. La nueva norma establece en el artículo 42 la “revisión y revocación de condecoraciones y recompensas” cuando quede acreditado que el beneficiario formó parte del aparato de represión de la dictadura franquista o hubiera realizado “actos o conductas manifiestamente incompatibles con los valores democráticos y los principios rectores de protección de los derechos humanos”.

La Medalla al Mérito en el Trabajo proviene de la dictadura de Primo de Rivera y en 1942 fue restablecida por el franquismo. La ministra del área, Yolanda Díaz, ha explicado este jueves que esas condecoraciones figuran en el llamado Libro de Oro, que a su juicio es hoy, “en gran medida, un libro de la infamia”. “Bastaría recorrer sus páginas para comprobar, con estupor, que hemos tardado demasiado tiempo en dar este paso. Es indefendible la permanencia de ciertos nombres vinculados a la represión y a la muerte de tantas y tantas personas en un listado de honor como este. Es una anomalía, incomprensible en un contexto democrático como el nuestro, que en Alemania o en Italia, por ejemplo, jamás se podría plantear”, ha añadido.

Las condecoraciones a las que se ha abierto un expediente para proceder a su retirada son las de Francisco Franco, el general Juan Yagüe, José Luis Arrese, José Antonio Girón de Velasco, José Solis Ruiz, el cardenal Enrique Pla y Deniel, José María Fernández de Ladreda, Jesús Romero Gorría, Félix Huarte Goñi y José León Carranza y Gómez Pablos, destacados cargos, colaboradores e ideólogos de la represión franquista.

El general Yague era conocido como “el carnicero de Badajoz” por la cantidad de muertos que dejó en la ciudad extremeña tras su toma durante la Guerra Civil. Arrese era arquitecto y secretario general de Falange; Girón de Velasco, conocido como “el león de Fuengirola”, fue ministro de Trabajo de Franco durante 17 años. Al estallar la Guerra Civil fue uno de los primeros en combatir contra las tropas de la República. Al también ministro franquista José Solis Ruiz se le concedió la medalla en 1973. Enrique Pla era el obispo de Salamanca en 1936 y defendió la Guerra Civil como una cruzada necesaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



[ad_2]

Source link