Pese al incremento de los tipos de interés de referencia del Banco Central Europeo (BCE), los bancos españoles apenas han subido la remuneración de los depósitos en lo que va de año. Las entidades admiten que tendrán que empezar a retribuir los ahorros a plazo antes o después, pero el momento de empezar a hacerlo no deja de retrasarse (lo que aumenta sus beneficios, ya que los intereses del crédito sí que están al alza). Además, los hogares no deben esperar tipos deslumbrantes. El interés medio de los depósitos no irá mucho más allá del 2% en un plazo de entre uno y dos años, e incluso podría quedarse por debajo, según apuntan diversas fuentes financieras. Comparado con una inflación que se prevé más alta, ello implica que la pérdida de poder adquisitivo de las familias continuará a medio plazo.

Seguir leyendo….



Source link