Mientras que los piqueteros opositores ya lanzaron una nueva convocatoria masiva para marchar mañana, pero sin acampe, y así seguir con los reclamos que colapsaron la Ciudad a principios de mes, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, se mantiene firme contra este tipo de protestas. “No resuelve nada cortar una calle”, les advirtió hoy a los dirigentes sociales de izquierda y también se puso, una vez más, del lado de aquellos que tienen que circular por el centro porteño. “Esos argentinos necesitan estar tranquilos”, manifestó el funcionario cercano a Alberto Fernández, en una postura poco común en las filas frentetodistas.

Noticia en desarrollo



Source link