De las Bienales de Lausana a hoy: orígenes y recorrido del arte textil contemporáneo. CAAC

La consideración de las piezas textiles como obras de arte ha sufrido grandes transformaciones a lo largo de las últimas décadas y, quizás por esa razón, es un debate abierto. El propio término “textil” cubre un espectro tan grande de significados y funciones que está sujeto a diferentes categorizaciones y puede resultar problemático; parece que la gran cuestión es si conviene hablar de arte textil, o más bien del textil en el arte. Sin embargo, elegir la segunda opción oculta una aceptación implícita de que el carácter artístico de una obra viene dado por los materiales y/o técnicas utilizados. Nunca se habla de la pintura, o la escultura, en el arte porque se da por sentado que siempre son arte.

Esta charla intentará seguir la trayectoria del movimiento del arte textil desde su nacimiento en los sesenta del siglo pasado, en el contexto de las Bienales de Lausanne, hasta nuestros días, así como identificar los factores que confluyen en la aceptación actual del textil en los principales museos y ferias de arte contemporáneo.

Durante el período de los años sesenta y setenta, el arte sufrió una sacudida que derivó en una multitud de nuevas direcciones, incluyendo el pop, el minimalismo, el posminimalismo, el conceptualismo, la performance, el land art y el arte feminista. El movimiento del arte textil –Fibre Art en inglés- surgió también en estos años en los que artistas como Magdalena Abakanowicz, Jagoda Buic y Elsi Giauque en Europa; Sheila Hicks, Lenore Tawney y Claire Zeisler en Estados Unidos, o, entre nosotros Aurèlia Muñoz y Grau-Garriga, por citar solo las figuras más conocidas, pudieron mostrar su trabajo en importantes exposiciones internacionales, redefiniendo de una manera revolucionaria unos materiales y unas técnicas, más que antiguas, ancestrales. Las artistas que trabajaban el textil en esta época, y se llamaban a sí mismas artistas textiles, exploraron la plasticidad y potencia de las fibras demostrando que el textil podía perder su carácter utilitario para convertirse en un medio escultórico de carácter incluso monumental.

La organización de la Bienal Internacional de Tapicería en Lausana, Suiza, en 1962, una exposición concebida para promocionar el renacimiento de la tapicería clásica francesa, no cumplió este objetivo inicial de sus fundadores y, en cambio, proporcionó un escaparate para investigaciones sobre estructuras y materiales que atrajo a los artistas interesados. La Nouvelle Tapisserie que se veía en Lausana se caracterizó por la falta absoluta de reglas, algo muy típico de los movimientos de vanguardia. A partir de la Bienal de 1969, el espacio y el volumen fueron ganando rápidamente la batalla a las obras planas adosadas al muro. No es que el textil no tenga relación con la pintura, pero la escultura le resulta más cómoda porque su propia materia -las fibras- es ya tridimensional.

A pesar de que muchas de las artistas de esta época -sobre todo mujeres con algunas figuras masculinas- tenían formación artística y una base intelectual sólida, y del alto poder simbólico del textil, sus obras no atraían la atención del mundo del arte y eran sistemáticamente relegadas a la categoría de artesanía, debido especialmente a la vigencia de la categorización tradicional que dejaba el arte textil en un limbo entre el arte y la artesanía. Además hay otra serie de factores como las connotaciones culturales de los textiles, las tendencias populares en la artesanía textil y el prejuicio de género derivado de la asociación del textil con la mujer y el ámbito de lo doméstico.

Cuando desaparecen las Bienales de Lausana en los 90, comienza una larga travesía del desierto para la utilización del elemento textil en el arte, hasta que determinados discursos artísticos actuales han permitido su apropiación por artistas contemporáneas que, implícitamente, han recibido “el permiso” para -empleando la expresión de Janelle Porter- crear obras basadas en el textil con una sensibilidad “post-arte textil”.

IMPARTE:
Lala de Dios, historiadora del arte por la Universidad Complutense de Madrid y tejedora. Ha formado parte del jurado de importantes exposiciones y bienales de arte textil contemporáneo tanto nacionales como internacionales, impartido conferencias en simposios y universidades, organizado congresos y seminarios internacionales y comisariado diversas exposiciones. Presidenta de la Asociación de Creadores Textiles (que co-fundó en 1988) y de Oficio y arte, Organización de los Artesanos de España y miembro del Advisory Council del European Textile Network, que ha presidido en el período 1997-2019.

FECHA Y HORARIO:
Martes, 19 de abril de 2022, de 19:00 a 20:30 horas.

LUGAR:
Aula del CAAC. Pabellón Real, 1ª planta.

ASISTENCIA:
Entrada libre hasta completar aforo.
Reserva previa obligatoria en actividades.caac@juntadeandalucia.es/ Tlf: 955037083.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN:
www.caac.es



Source link