Alerta de que Ayuso ha enganchado con un estado anímico y emocional en la población y que le ha funcionado “criminalizar” al Gobierno

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) –

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha subrayado que los resultados de las elecciones madrileñas no son “extrapolables” a nivel nacional pero ha advertido de que las fuerzas progresistas “no deben bajar la guardia” y tienen que establecer “cortafuegos” ante el potencial de proyectos “nacionalpopulista” como, a su juicio, representa la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Sobre todo porque, aparte de enganchar con sectores conservadores, a la dirigente popular le ha funcionado electoralmente su “narrativa” contra el Gobierno, al que prácticamente “ha criminalizado”.

También ha señalado que Unidas Podemos entra en una nueva etapa tras la marcha del hasta ahora líder de Podemos, Pablo Iglesias, y ha llamado a fortalecer este espacio político, que no puede ser una mera confluencia electoral sino que debe estrechar aún más sus lazos a nivel territorial.

Así lo ha indicado durante su intervención telemática ante la reunión de la Coordinadora Federal de IU, que ha ratificado su reelección como líder de la organización para los próximos cuatro años, ratificando con ello los resultados de la XII Asamblea Federal de IU.

Garzón ha dedicado parte de su intervención ha analizar el resultado de los comicios del 4M con palabras de agradecimiento a Iglesias, cuya decisión de abanderar la candidatura de Unidas Podemos mostró que supo entender los “retos más inmediatos” del espacio político y asumió una “responsabilidad notable”, que se plasmó en unos resultados positivos para la confluencia que les permite seguir en la Asamblea de Madrid con una representación “reforzada”.

RESULTADO MALO Y AVISO A LA IZQUIERDA

No obstante, el resultado global de los comicios son “malos” para la “clase trabajadora, para los madrileños y para la izquierda”, dado que aunque Unidas Podemos y Más Madrid subieron en respaldo electoral, la “caída notable” del PSOE provocó una correlación de fuerzas “enormemente beneficiosa” para el PP, que ganó los comicios de manera amplia.

Por tanto, el también ministro de Consumo ha remarcado que la cita electoral en Madrid requiere una reflexión, pues estos comicios hablan del “potencial” de proyectos “nacionalpopulista” y de Ayuso como un fenómeno similar al del exmandatario estadounidense Donald Trump o el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

En este sentido, Garzón ha destacado que Ayuso ha utilizado “todo a su alcance” para construir una narrativa durante esta pandemia al confrontar contra el Gobierno central, al que prácticamente “ha criminalizado” en todos los aspectos.

Y esta deriva, a juicio de Garzón, le ha funcionado a la presidenta madrileña, como antes a Trump o Bolsonaro, y evidencia que también ha conectado con un “estado anímico” de la sociedad, aparte de sustentar su base electoral en las “capilaridades” del ámbito conservador que ha tejido el PP tras 26 años de gobierno en la región.

Una dinámica que es “preocupante” para la izquierda esa “conexión emocional” por el efecto de la pandemia, que Ayuso ha aprovechado de forma “hábil” y que se vio ayer de forma “cruda” cuando se levantó durante la medianoche el estado de alarma, en referencia a multitud de aglomeraciones en calles de Madrid.

Todo ello requiere para Garzón un diagnóstico porque las fuerzas progresistas no han sabido articular una respuesta a ese estado de ánimo en una parte de la población de Madrid.

NUEVA ETAPA Y DISPUTA IDEOLÓGICA

Sin embargo, ha aseverado que es “difícil” extrapolar estos resultados al ámbito nacional ni es “verosímil” que se repliquen en el conjunto del país, pues las realidades con el resto de territorios son “muy distintas”.

Eso sí, el ministro de Consumo ha advertido de que “no cabe bajar la guardia” y que se necesitan aplicar “cortafuegos” a el auge de proyectos como el de Ayuso, que solo reproducen “valores conservadores”.

Sobre todo ahora que se abre una nueva fase den el país con el avance de la vacunación y que, en el plano socioeconómico, se empieza a visualizar con los primeros desembolsos de los planes de recuperación. De esta forma, IU y Unidas Podemos también debe construir una nueva fase en la “disputa ideológica” con los sectores de la derecha.

A su vez y después de volver a ensalzar la figura de Iglesias que deja una “huella enorme” en el espectro político de la izquierda, Garzón que esta renuncia provoca una “nueva fase” en Unidas Podemos, que obliga a repensar la nueva dinámica de la confluencia.

FORTALECER UNIDAS PODEMOS TRAS LA MARCHA DE IGLESIAS

El coordinador federal de IU ha aclarado que hay signos positivos como la figura “extraordinaria” de la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, y su “reconocimiento espectacular” en la sociedad civil que les pone en “muy buena situación” para transmitir su programa para el país.

Una nueva etapa que, en su opinión, implica “fortalecer” Unidas Podemos para no limitarse a una mera confluencia electoral sino estrechar los lazos de los partidos en sus relaciones, sobre todo en los distintos territorios, junto a una línea orientada a robustecer el tejido social para vincularse con el día a día de la gente.

En esta línea, ha pronosticado que deben ser capaces de “promover una reforma moral de la sociedad” para que los principios y valores progresistas sean “dominantes” en la sociedad, algo que solo puede conseguirse desde la unidad.


567342.1.260.149.20210509132519

Vídeo de la noticia




Source link