Manuel de la Rosa Hernández | Entrevistamos a Paula Pimentel Blondet, natural de Dominicana, migrante latinoamericana residente en Canarias desde hace más de treinta años, afrodescendiente, feminista y activista en los colectivos de migrantes y en la lucha social canaria, fue una de las personas que promovieron la plataforma “Tod@s Somos Migrantes- Por los Derechos Humanos” hace ahora 15 años para hacer frente a la ofensiva racista tras la llegada masiva en cayucos de algunas miles de personas que en el 2006 salían de Mauritania, Senegal u otros países del Continente hacia las costas canarias buscando un futuro cierto. Estaba en el gobierno, el PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero de presidente, el cual puso en marcha políticas migratorias reaccionarias e insolidarias que luego fueron hechas suyas por la Unión Europea. En Canarias gobernaba Coalición Canaria (CC) que defendía que había que impedir la llegada de migrantes por todos los medios y reclamaba sobre todo que había que impedir su salida en origen. África es un continente rico en materias primas, expoliado por sus antiguas potencias colonizadoras hasta hoy, lo que obligaba y obliga a sus habitantes, especialmente a su juventud a tomar las peligrosas e inciertas rutas de la migración clandestina.

 

1.- ¿Paula, qué crees que lleva a la gente de África a migrar de sus países en el 2006 y ahora? ¿Cómo vives aquel momento de la llegada de inmigrantes africanos a Canarias?

Los motivos por los que emigramos varían dependiendo del país de origen o del continente. Desde África, continente útero de la humanidad, estos motivos están claramente entendidos: la pobreza, la miseria, hambrunas, la alta mortalidad, las guerras. Y así mismo fue en el 2006 como en la actualidad. Allí no tienen esperanzas de nada, solo salir. Y ya en 2006 yo lo decía: ¡Vienen y vendrán! Vendrán muchas más, porque allí no hay vida, porque se la roban los países imperialistas y que no los quieren aquí tampoco.

Sinceramente, lo sigo viviendo igual que en el 2006 porque para África las condiciones existentes en ese año siguen siendo las mismas que en la actualidad. La política represiva europea de ponerle puertas al océano tomando medidas inhumanas, criminalizando a las personas migrantes , con unas leyes de extranjería totalmente en desacuerdo con las necesidades en que se encuentran los países empobrecidos por la misma Europa y otros países colonialistas y creando el Frontex para la detención de las personas migrantes y hacer del Archipiélago canario una cárcel donde está condenada y esclavizada esa juventud africana, como actualmente en Las Raíces.

Estoy viviendo la actual realidad migratoria con mucho dolor por formar parte de esa gran familia como afrodescendiente, donde veo morir con frecuencia a menores, mucha juventud esperanza del continente, mujeres y embarazadas También con mucha rabia frente a injusticia y a la desigualdad con que Europa y España tratan a nuestros países al continuar saqueándonos impunemente. Y claro, todo esto me lleva a la conclusión de que esos mal llamados derechos humanos redactados en Europa en 1948 no fueron para todo el mundo. Y por eso no buscan una solución humana para la situación de mal vivir de millones y millones de seres humanos.

 

2.-Estabas por entonces en la Casa Dominicana en Canarias, ¿qué labor se hacia desde tu colectivo en relación a la migración?

En ese tiempo dirigíamos la Casa Dominicana en Canarias. Pero nuestra colaboración no era solo para personas de nuestro país. Era para toda persona migrante sin importar su procedencia. Y con la llegada de numerosos cayucos y pateras, más el irrespetuoso racismo social y de muchos medios de comunicación, nos llevó a reunirnos varias entidades sociales civiles para hacer frente a esta situación. Tuve una participación activa y mucha implicación y compromiso en aquellos momentos. Fui tambiénrepresentante de los colectivos de inmigrantes de Tenerife en el Foro canario de la migración, organismo existente en cada Comunidad Autónoma donde hubiera migración extranjera. También como presidenta de la Casa Dominicana en Canarias, y como no, como afectada directa de la discriminación que azotaba entonces a Canarias. Desde mi colectivo participamos en todas las actividades y protestas organizadas especialmente por CCOO desde su área de Migraciones y el CITE, Centro Información a Trabajadores Extranjeros. La Fundación Paz y Solidaridad Canarias de CCOO fue un verdadero bastión de colaboración y apoyo para nuestra asociación.

 

3.- Aquel repunte de la migración del 2006 llevó a diversos colectivos a trabajar en común para contrarrestar la campaña en contra del movimiento migratorio, especialmente beligerante en aquel momento eran Coalición Canaria y medios de comunicación como el periódico El Día. ¿Que recuerdas de aquellos momentos? ¿Cómo te planteaste involucrarte en ello?

Como ya dije antes, estaba en esos momentos involucrada total y personalmente con la defensa de nuestros derechos por ser migrante. y que teníamos claro nuestro compromiso humano y de clase en defensa de la migración africana e inmigrantes de cualquier zona del planeta que llegara a Canarias.

Por eso, reunidas en asamblea decidimos formar la plataforma. Además, los ataque constantes y directos del periódico El Día eran tan agresivos que no podíamos ignorarlos y en una gran manifestación que organizamos decidimos encararlo con nuestro rechazo, una de las manifestaciones que organizamos pasó por delante de este periódico. También eramos demonizados desde un programa radial dentro del consorcio El Día que citaba mi apellido con mucha frecuencia.

En lo positivo destacar el programa radial de Hortensia Fernández quien siempre nos invitaba a participar lo que permitía que se oyeran también nuestras voces con quien organizamos la llamada «Tertulia de los Inmigrantes», donde por los 7 años siguientes estuvimos colaborando todos los viernes sin fallar. En el mismo también participaban representantes de otras asociaciones como Casa Argentina, el boletín El Enlace, Casa Uruguay, Asociación de Senegaleses del sur de la isla, etc. Otro periodista, Juan Manuel Pardellas también me incorporó a su programa radial sabatino.

 

4.- En el 2006 se constituyen en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife plataformas unitarias de solidaridad con las personas migrantes, ¿cuál era el objetivo que se pretendía al conformar esas plataformas?  ¿Qué reivindicaciones levantaban los movimientos solidarios en aquellos días frente a la políticas migratorias del Estado español, el gobierno canario y la Unión Europea?

Los movimientos solidarios nos reunimos como plataforma para varios motivos. Primero exigir una ley de extranjería humana y solidaria. Para que se respetaran el derecho a migrar de todas las personas. Para recordar que España y Europa que después de tantos siglos de expolio seguían saqueando el continente africano y otros continentes y países. Denunciar el apoyo que Europa y otros países ofrecen a muchos dictadores y militares golpistas africanos y exigir el cese inmediato del robo permanente de materia prima y recursos naturales de esos países al no existir un real y verdadero comercio justo.

Nuestras reivindicaciones de entonces eran las mismas que en la actualidad: recordar que todas las personas somos iguales. Qué ningún ser humano es ilegal. Qué ilegales son las leyes que nos aplastan. Qué la familia africana tiene derecho a viajar por Europa y por el mundo tal y como lo hace la gente europea. Qué cese el saqueo en el continente hermano y que Canarias forma parte de África. Qué la falsa cooperación para el desarrollo sea verdadera y no siga siendo un soborno para los presidentes y dirigentes, muchas veces dictadores, en sus países de África.

Las actividades realizadas por dicha plataforma fueron varias y diversas. Al ver el mal e incorrecto manejo de la situación por parte de los medios de comunicación en Canarias, la poca o mala gestión de la situación del existente Foro Canario de la Inmigración, la posición de la derecha canaria, etc, decidimos formar dichas Plataforma por los Derechos Humanos de las personas Migrantes, tanto en Las Palmas como en Tenerife.

 

5.- Tu que participaste directamente en la ayuda a personas migrantes que estaban recluidas en los CIE, ¿que experiencias personas recuerdas de ese momento? ¿Qué actividades realizaban?

Sí, participé directamente en ese movimiento de rechazo a las leyes injustas y mal trato a nuestra gente africana y a lo que sucedía en los mal llamados Centros Internamientos de Extranjeros. Llegué a visitar varias veces el CIE de Hoya Fría en S/C de Tenerife, en un antiguo acuertelamiento militar. La primera vez que entré a ese centro me llamó mucho la atención un cartelito dirigido a una secta yanqui ya radicada en las islas que le recordaba que sus días y horas de visita era de lunes a viernes en la mañana. Y mi pregunta fue el porqué esa preferencia a ese grupo religioso para visitar a la gente inmigrante allí retenida.

También les cuento una anécdota vivida en las visitas al CIE. Estuvo detenida allí una muchacha brasileña llamada Fernanda quien vivió más o menos un año aquí, pero fue detenida y encerrada en el CIE de Hoya Fría por no tener documentación, procedí a pedir cita y visitarla. Al preguntarle con separación acristalada de por medio como en las prisiones, si quería o necesitaba algo para llevarle en otra nueva visita, Me pidió que solo quería un abrazo. Eso no era posible por los reglamentos. Así es que me levanté con los ojos llenos de lágrimas pidiendo que me permitieran abrazarla, que era solo una chica de 23 años sin permiso de residencia y sin familia aquí.

Otro hecho relevante sucede en la playa La Tejita en el Sur de Tenerife. Estando la playa aborratada de gente llegó sorpresivamente una patera llena de migrantes africanos. Y el pueblo allí presente no dudó en volcarse en ayuda a tantos seres humanos sedientos, con frío y con mucha hambre. Los primeros auxilios que recibieron se lo ofrecieron quienes estaban allí presentes, sin límites ni rechazo. Fue una gran muestra de humanidad y solidaridad lo que allí se vivió muy a pesar de la xenofobia y el racismo que se vivía y que trascendió a los medios de comunicación.

 

6.- ¿Cómo ves la política migratoria del Gobierno español en estos momentos?

Completamente nefasta. Injusta e insolidaria. Hipócrita al mantener relaciones de estado con dictadores. Mantiene una Ley de Extranjería que no favorece en nada a las personas que tienen todo el derecho de salir de su país natal y establecerse en otro tal y como hace Europa por todo el mundo. España, como país colonialista sigue teniendo una gran deuda material, moral , económica con África, América y otros continentes. Comparte y lleva a a cabo las políticas promovidas por la UE hacia la migración, en este caso, la proveniente del Continente africano.

 

7.- ¿Qué alternativas plantearías en estos momentos en relación con la migración que llega a Canarias desde nuestro Continente?

Sería formar una entidad que sirva de acogida a la llegada de pateras y cayucos, que incluya formación e información, asesoramiento jurídico e idiomático, etc. En condiciones humanas y dignas. Qué se les facilite continuar su ruta de viaje hasta donde quieren estar, otro país de la UE para reencontrarse con algún familiar que les acoja.

Una utopía. El sueño de un real y verdadero comercio justo. Qué África y sus países sean dueños absolutos de su riqueza, de todo lo que se produce en estas ricas tierras, de su flora y su fauna, de la pesca de sus mares. Implementar y fomentar un verdadero desarrollo industrial, educativo, económico, de sanidad, etc., dirigido por su población que tiene que ser la verdadera dueña de su sartén y del mango del mismo. Qué ella sea el sujeto y el predicado de su vida y su porvenir. Qué sea libre e independiente, cómo debe de ser.





Source link