MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) –

La ONG Humanr Rights Watch (HRW) ha lamentado la condena contra Paul Rusesabagina, el héroe cuya historia se narra en la película ‘Hotel Ruanda’, y ha denunciado que se trata de una «representación» de la «extralimitación y manipulación del sistema judicial» de Ruanda por parte del Gobierno.

Un tribunal de Ruanda ha condenado este lunes a 25 años de cárcel por cargos de terrorismo a Rusesabagina, héroe de la mencionada cinta, por su papel al frente del Movimiento Ruandés para el Cambio Democrático (MRDC), brazo político del grupo rebelde Frente de Liberación Nacional (FLN).

«Las autoridades ruandesas tienen derecho a procesar verdaderos delitos contra la seguridad, pero han socavado su caso en cada paso del camino, empezando por la forma en que detuvieron ilegalmente a Paul Rusesabagina, a través de múltiples violaciones del derecho a un juicio justo», ha aseverado el director de HRW para África Central, Lewis Mudge.

Asimismo, ha ahondado, en un comunicado, en que se ha visto «una vez más» que los tribunales de Ruanda «están dominados por la influencia política», así como ha apuntado a la intercepción de comunicaciones entre el condenado y sus abogados, las cuales están protegidas de acuerdo a la leyes ruandesas e internacionales.

En este sentido, ha subrayado que en junio Amnistía Internacional y Forbidden Stories señalaron a las autoridades ruandesas como usuarias del software espía Pegasus para poder localizar a más de 3.500 activistas, periodistas y políticos, entre ellos la hija de Rusesabagina, Carine Kanimba.

«Desde el momento de su detención hasta el veredicto, este juicio ha estado plagado de irregularidades y pruebas de injerencia política», ha criticado Human Rights Watch.

La jueza Beatrice Mukamurenzi dijo al anunciar la que condena contra Rusesabagina que este jugó un papel en la creación del FLN y entregó financiación al grupo, por lo que el hombre «es culpable del crimen de terrorismo», según ha recogido el diario ruandés ‘The New Times’.

Así, resaltó que, si bien Rusesabagina decidió dejar de comparecer en las vistas del juicio, había «reconocido» durante los interrogatorios haber entregado fondos al FLN, y rechazó el argumento de que el MRDC buscara facilitar la repatriación de ruandeses en el exilio.

«Las atrocidades cometidas por este grupo son completamente diferentes del mandato que dicen que tenían», defendió la jueza, quien declaró igualmente culpable de cargos de terrorismo a Callixte Nsabimana, un antiguo portavoz del MRDC condenado ahora a 20 años de cárcel.

El fallo llega en el marco de un proceso en el Alto Tribunal para Crímenes Internacionales y Transfronterizos contra Rusesabagina y otros 20 sospechosos por sus lazos con el MRCD y el FLN. El héroe de ‘Hotel Ruanda’ hace frente a nueve cargos, entre ellos formación de un grupo terrorista, financiación de actividades terroristas, asesinato y secuestro.

Rusesabagina defendió durante la apertura del juicio que el tribunal no tiene autoridad para juzgarle debido a que es ciudadano belga. «No soy ruandés, soy un rehén belga. Fui secuestrado y ahora estoy siendo retenido», manifestó, antes de denunciar su secuestro en Emiratos Árabes Unidos (EAU) para su traslado a Ruanda.

El propio Rusesabagina reconoció a finales de septiembre sus lazos con el FLN, si bien esgrimió que su papel era únicamente de carácter «diplomático». Así, dijo que el MRDC creó el FLN «como un brazo armado, no como un grupo terrorista como afirma el fiscal». «No niego que el FLN cometió crímenes, pero mi papel era la diplomacia», destacó.

Rusesabagina es mundialmente conocido después de que su historia quedara recogida en la película ‘Hotel Ruanda’. Como gerente en funciones del hotel Mille Collines, en Kigali, consiguió proteger dentro del establecimiento a más de 1.200 tutsis y hutus moderados durante el genocidio de 1994 –en el que fueron masacrados cerca de 800.000 tutsis y hutus moderados– aprovechando sus contactos.



Source link