La Agrupación Empresarial de Mercancías de Balears, englobada en la patronal FEBT, mantiene la convocatoria de huelga indefinida a partir del próximo lunes 28, ya que la propuesta del Govern no cumple sus expectativas. El presidente de la patronal mercancías, Ezequiel Horrach, afirmó ayer: «Estamos analizando la propuesta económica que nos han puesto encima de la mesa, pero la consideramos insuficiente. Seguimos negociando y la resolución final se adoptará en junta directiva, que será la que marque la estrategia a seguir». El Govern quiere intentar a toda costa desconvocar el paro de los transportistas de mercancías, pero el problema es que se pueden sumar también el lunes el transporte discrecional turístico de las Islas, taxis y VTC, según señalan desde la patronal FEBT.

La asociación de transportistas Astam, integrada en la PIMEM, consideró este martes que las ayudas de 500 millones a los camioneros por la carestía del combustible comprometidas por el Gobierno son insuficientes para evitar la huelga convocada para el 28 de marzo. «No se ha llegado a un acuerdo suficientemente importante como para seguir pensando que los transportistas de PIMEM no paren motores el próximo día 28», afirmó ayer el portavoz de Astam, Jeroni Valcaneras. Para Astam, los 500 millones para compensar la subida del precio de los carburantes que ha prometido el Gobierno «son insuficientes y, además, el anuncio adolece de falta de concreción en su reparto regional».

La patronal mallorquina quiere una ayuda por vehículo que alivie el sobrecoste que los empresarios están soportando por la carestía del gasoil y reclama también «la devolución por parte de hacienda del céntimo sanitario declarado ilegal, que representa varios cientos de millones». La falta de concreción, según Astam, se fundamenta en que desde enero la subida del combustible ha supuesto un sobrecoste al repostar un camión de casi 2.000 euros. «En Balears hay unos 7.396 camiones, entre pesados y ligeros, y la ayuda propuesta no llega a cubrir ni lo que está pagando de más un transportista en un solo mes, cuando en los países comunitarios de nuestro entorno las ayudas acordadas por los gobiernos les cubren entre 3 y 4 meses», indica la patronal.

Las grandes superficies englobadas en las patronales ANGED y Asedas, por su parte, remitieron ayer un comunicado en el que instan al Gobierno central a no perder tiempo para concretar el plan de ayudas al transporte. Asimismo, piden a los convocantes de los paros que «dejen de coaccionar al resto de sectores repercutiendo en el desarrollo de su actividad». Los piquetes, en este sentido, impidieron ayer acceder a las zonas francas de los puertos de Barcelona y Valencia el acceso a los camiones para embarcar en los buques de las navieras Baleària, Trasmed y GNV con destino a Balears.

Las dos patronales exigen, por ello, a la Administración central una solución de urgencia para evitar el desabastecimiento: «El paro tiene ya un gran impacto en toda la cadena alimentaria y las empresas de distribución trabajan para adaptar su surtido, tratando de reemplazar aquellos productos que no están llegando al punto de venta por otras alternativas, con el fin de que el consumidor pueda realizar su compra con la mayor normalidad. El objetivo es evitar el desabastecimiento de productos».



Source link