[ad_1]

PUERTOLLANO (CIUDAD REAL), 20 Abr. (EUROPA PRESS) –

El candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía de Puertollano (Ciudad Real), Jesús Manchón, se presenta a los próximos comicios municipales esgrimiendo su gestión por el empleo y la protección a los más desfavorecidos en el seno del equipo de Gobierno durante la presente legislatura, y proponiendo más proyectos que mejoren el mantenimiento de la ciudad, permitan «paliar» la tasa de desempleo y refuercen la plantilla municipal en el caso de que renovara responsabilidades después del 28 de mayo.

En una entrevista concedida a Europa Press, el candidato de la coalición de izquierdas ha aseverado que la agrupación se presenta a la cita electoral con el objetivo de «mejorar» los resultados de la anterior convocatoria y con el marchamo de los logros sociales alcanzados gracias a su gestión, «en un contexto muy complicado, marcado por el plan de ajuste municipal y los condicionantes de las crisis económicas y sanitarias».

En todo caso, Manchón cree que el papel de gobierno junto al PSOE desempeñado por él y por su compañera Natalia Fernández en estos cuatro años se verá «recompensado». Así, ha valorado positivamente la influencia de Izquierda Unida, reflejo de unos postulados que pasan por «luchar para que nadie se quede atrás y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos desde un planteamiento municipalista, buscando solución a los problemas, lejos de los grandes anuncios».

El candidato ha defendido que la gestión de Izquierda Unida en Puertollano se ha centrado en la lucha contra el desempleo y en la atención a los más desfavorecidos desde los planes de empleo y las políticas de bienestar social.

Consecuentemente ha asegurado que las primeras medidas que tomaría en el caso de tener responsabilidades tras los comicios pasarían por la mejora del mantenimiento de la ciudad y la reducción de la tasa de desempleo entre los jóvenes para «fijar la población».

En este sentido ha defendido el papel preponderante que está desempeñando la ciudad industrial en la adopción de estrategias que la están convirtiendo en referencia europea para la atracción de empresas relacionadas con el hidrógeno verde y la economía circular, al tiempo que ha reiterado su apuesta por la revitalización de los polígonos industriales.

Respecto a la plantilla del Ayuntamiento, y siempre desde el «diálogo con los sindicatos», Manchón ha avanzado que las primeras medidas debieran venir por la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo y el impulso de ofertas de empleo público y bolsas para mejorar las gestión del consistorio, que acaba de superar 11 años de plan de ajuste y ha visto mermada su plantilla en una tercera parte.

Manchón no elude la «autocrítica», y como principales problemas de Puertollano ha señalado al desempleo, la limpieza, o al «abandono» de barrios periféricos, pero en el otro lado de la balanza se ha mostrado orgulloso de la gestión al frente de los planes de empleo, que a su juicio han experimentado un cambio «sustancial» con una mejora de la baremación y la inclusión de perfiles cualificados que han contribuido a mejorar la gestión municipal.

Preguntado por la política de pactos con otras formaciones para garantizar la gobernabilidad, Manchón ha defendido que todas las decisiones siempre han estado consensuadas en la asamblea, como así ocurrió con el acuerdo alcanzado con la ex alcaldesa Isabel Rodríguez. La formación de izquierdas hace una valoración «muy positiva» de ese pacto, por lo que su planteamiento pasará por alcanzar acuerdos con cualquier formación «que impidan un posible gobierno de la derecha o de la extrema derecha».

DESACUERDO PARA LA CONFLUENCIA

Por otra parte, el candidato de Izquierda Unida ha lamentado la falta de acuerdo con Podemos para crear una lista de confluencia a los próximos comicios municipales, y ha afeado a la formación morada una actitud que, a su juicio, «podría provocar de una manera irresponsable que gobernara la derecha por primera vez en la historia democrática de Puertollano».

Manchón ha explicado que Izquierda Unida lanzó una propuesta de primarias «abiertas y consensuadas, sin vetar a nadie», lo que no ha sido posible. «Nosotros no vetamos a nadie y apostamos por el respaldo asambleario, en contraste con lo que ha hecho Podemos conmigo y con la compañera y número dos de IU, Natalia Fernández, lo que denota problemas personales hacia ciertos compañeros; esa no es la mejor forma de construir una coalición», ha considerado Manchón.

A su juicio, y de «manera irresponsable», esta actitud de Podemos «podría propiciar que se divida el voto a la izquierda del PSOE y que por primera vez en la historia de Puertollano gobierne la derecha».

[ad_2]

Source link