TOLEDO, 1 Abr. (EUROPA PRESS) –

El coordinador regional de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha considerado que la reunión prevista entre el presidente regional, Emiliano García-Page, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, está diseñada para simplemente servir de «promoción personal» para el líder castellanomanchego, quien «tan solo busca una proyección partidista apostando por meter miedo a la población y dejando de solucionar los problemas de la mayoría social de la región».

Según ha apuntado, sería deseable que en la cita se abordaran extremos como el agua o la despoblación, el campo sanitario o las reclamaciones sociales en torno a la agricultura, asuntos que «no parecen preocupar» a los dirigentes que hoy se reúnen en Toledo.

Sobre uno de los temas que sí se han abordado en la reunión, la ocupación de viviendas, Crespo ha indicado que «si en algún momento esa ocupación es origen y motivo de delincuencia, debe hablar con Ministro de Interior», ya que «si en alguna de esas casa ocupadas, que dice que hay tantas, hay núcleos de delincuencia, hay que llamar a la Guardia Civil para que resuelva ese problema».



Source link