Al frente político y judicial abierto para tratar de recuperar el buen nombre del histórico dirigente del PSOE y la UGT Francisco Largo Caballero se ha unido desde este jueves el frente patrimonial. La sede de la Fundación Largo Caballero, que está en Alcalá de Henares, ha acogido el acto de entrega de una reproducción de la placa en honor de político, que fue destruida cuando fue retirada el año pasado por el Ayuntamiento de Madrid. El objetivo, según los participantes en el acto, es conseguir que el Consistorio que preside José Luis Martínez-Almeida (PP) dé marcha atrás y reponga la placa y la memoria de Largo Caballero en su anterior ubicación.

Ha sido un acto breve, pero que ha reunido a representantes de la izquierda, como el secretario general del PSOE, José Manuel Franco, la exalcaldesa Manuela Carmena, el regidor de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios (PSOE), el secretario comarcal de UGT, Javier de la Hera, y tres de los cuatro ediles de Más Madrid que han sido padres de la idea: Luis Cueto, Marta Higueras y Felipe Llamas. La plancha metálica es obra del concejal de su misma formación José Manuel Calvo, ausente por haber sido padre el mismo día.

Se trata de luchar por unos valores, los de la izquierda, ha señalado el delegado del Gobierno, José Manuel Franco. El alcalde de Alcalá, donde tiene sede la fundación, ha lamentado la afrenta que supone el tratar de “ensuciar la trayectoria” de Largo Caballero, cuyo brazalete del campo de concentración nazi en Sachsenhausenen (Alemania), donde permaneció internado dos años, se guarda en el archivo.

Para José Noja, el escultor que firma la placa inaugurada en 1981 en la capital, supone un “honor” acudir a honrar a “tan insigne caballero, nunca mejor dicho”. La ex alcaldesa Manuela Carmena ha querido también unirse a este “bello acto de desagravio” en el que ha aprovechado para acusar a su sucesor, Almeida, de alejarse de la senda que marca la Ley de Memoria Histórica. “Como ciudadana de Madrid me siento herida”, ha añadido la que fue primera edil de la ciudad entre 2015 y 2019 para la que la retirada de la placa y lo que rodea la polémica supone una “burla”. Carmena cree que en medio del clima actual, es mejor “cuidar” que “defender” la democracia, porque esto segundo implica batallar.

La réplica ha sido recibida por Almudena Asenjo, presidenta de la Fundación Largo Caballero. En lugar de Calvo ha intervenido su compañero Luis Cueto, que ha asegurado que no van a “aceptar la barbarie y la provocación” de Vox, formación que propuso retirar la placa, pero que contó con el apoyo de PP y Ciudadanos. Hay una diferencia sin embargo entre el texto que acompaña la nueva placa y la retirada. En lugar de “el Ayuntamiento de Madrid le recuerda” se lee “el pueblo de Madrid le recuerda”.

El acto ha sido iniciativa de cuatro ediles de Más Madrid de la capital: José Manuel Calvo, Luis Cueto, Marta Higueras y Felipe Llamas. Es el considerado sector carmenista de la formación, que desde hace meses mantiene diferencias con el resto de su grupo municipal, que es el mayoritario en Cibeles y que tiene al frente como portavoz a Rita Maestre. Al homenaje a Largo Caballero en Alcalá se ha sumado también la concejal de Más Madrid Pilar Perea.

El Ayuntamiento de Madrid retiró el pasado octubre la placa en recuerdo del sindicalista y político de la plaza de Chamberí. Dos empleados acabaron quitándola de la pared a martillazos el día 15 de ese mes, que coincidía con el 151º aniversario del nacimiento del que fuera presidente socialista del Consejo de Ministros durante la Segunda República. La placa fue encontrada días después por el concejal socialista Ramón Silva hecha añicos en un almacén municipal. Se trata de una pieza que está “inventariada” pero “no tiene valor histórico ni artístico” en opinión de Patrimonio, argumentó entonces el concejal popular Borja Fanjul.

Vox propuso en el pleno del Consistorio del pasado 29 de septiembre retirar esa placa así como las calles y estatuas de Largo Caballero y otro histórico socialista, Indalecio Prieto. PP y Ciudadanos votaron a favor. La oposición calificó la retirada de la placa de “ilegal” y anunció recurso ante los tribunales. La instalación de la placa fue aprobada por unanimidad en el Ayuntamiento hace 39 años.



Source link