Consumir productos de ingredientes naturales es cada vez más común, tanto en la alimentación como en la cosmética. La receta de hoy combina ambos mundos. Se trata de hacer una mascarilla facial nutritiva para la piel con alimentos comestibles. En concreto, con aguacate, un superalimento que tiene muchos beneficios para el organismo (puedes leer más aquí acerca de sus propiedades).

La propuesta es hacer una mascarilla de aguacate y mezclarla con limón si queremos limpiar y desinfectar la piel o con miel si, por el contrario, buscamos un extra de hidratación.

Durante la primavera aumentamos progresivamente nuestra exposición solar, lo que hace que la piel responda de otra manera y muchas veces sea blanco de sequedades, infecciones y hongos.

La pulpa del aguacate es uno de los aliados ancestrales del cuidado de la piel, gracias a su potente aporte de vitaminas y minerales que previenen el envejecimiento prematuro, la deshidratación y hasta ayuda en el tratamiento de quemaduras y la dermatitis. La mejor forma de aprovechar todas sus propiedades es aplicándola directamente en la piel. Los resultados se perciben casi al momento.

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro
  • Medio limón o una cucharada de miel

Preparación:

Coloca en un bowl la pulpa del aguacate y mézclala con el limón o la miel, dependiendo del efecto que quieras lograr: limón para un efecto antibacteriano y miel para hidratar. Una vez que consigas una pasta bien homogénea la aplicas en el rosto durante 10-15 minutos. Retirar la mascarilla con abundante agua fresca.



Source link