10

Los mejores y peores looks de los Grammy 2021
Reuters

Los Premios Grammy son los galardones más importantes de la industria musical pero su gala se convierte, además, en un escaparate de moda con una alfombra roja digna de analizar al detalle. En una 63 edición marcada por la pandemia del Covid – en la que muchas de las celebrities lucieron mascarillas a juego con sus outfits – os desvelamos las mejor y peor vestidas de una noche en la que hubo glamour, colorido y exceso a partes iguales.

Las mejor vestidas

Beyoncé. Como no podía ser de otra manera, «Queen B» impactó con el look con el que se convirtió en la más laureada de la historia de los Grammy. La diva, acompañada por Jay Z (vestido de dorado) impactó con un ajustadísimo minivestido de cuero negro de Schiaparelli con escote bardot. Como complementos, unos glamourosos maxiguantes de cuero, unos pendientes largos y una melena más afro que nunca con la que estaba espectacular.

Taylor Swift. Después de cinco años de ausencia en la gala, la cantante se convirtió en la gran protagonista de la alfombra roja – y de la noche por su Grammy a «Mejor Álbum del Año», consiguiendo un hito porque es la primera mujer en lograrlo por tercera vez – con su aplaudido look. Un minivestido floreado de Oscar de la Renta con una malla transparente de manga larga cubierta por flores bordadas. Colorido, romántico y muy primaveral. Como complemento, unas espectaculares sandalias en color rosa. De diez.

Dua Lipa. La artista, que optaba a 6 gramófonos, presentía que podía ser su noche y se vistió para la ocasión con un arriesgado y atrevido Versace con el que presumió de cuerpazo. Una prenda joya con efecto malla hecha de cristales con una mariposa rosa en la parte superior, en un vestido completamente transparente y repleto de aberturas que dejaban a la vista diferentes partes de su anatomía.

Por último, el smoking blanco de Ingrid Andress recuerda lo bien que pega para estos eventos el traje de chaqueta y lo elegantísimo que resulta en color blanco bien llevado.

Las peor vestidas

Muchas de las artistas se pasaron de excéntricas con looks que nos costará olvidar, pero finalmente las ocupantes del podio a las peor vestidas son….

Noah Cyrus. La hermana de Miley Cyrus acudió acompañada por su madre y con un estilismo digno de mención. Un modelo de Schiaparelli que la protagonista definió en sus redes sociales como la «pieza final más enfermiza, angelical y de alta costura de tu colección de primavera ’21». Nosotros nos quedamos con lo de enfermiza por excesiva y exagerada. Demasiados volúmenes intentando parecer un ángel para quedarse más bien en una tarta de nata y merengue.

Billie Eilish. Fiel a sí misma, la joven artista, de 19 años, lució un atuendo en el que no faltaba detalle. Un total look de Gucci de print florar con tonos rosas y verdes compuesto por traje, guantes, sombrero e incluso mascarilla a juego. En su línea y a juego con el verde de su pelo, pero inadecuado para una Gala de esta categoría en la que se hizo con un Grammy.

H.E.R. La cantante se creía que iba a una fiesta de disfraces hippy y su look nos parece indescriptible. Pantalón acampanado, con una casaca a media pierna en tonos burdeos con apliques plateados al estilo morisco, gafas de sol redondas en el mismo burdeos que el atuendo, y su larguísima melena suelta a la altura de la cintura.

Mención especial para Harry Styles que ha acaparado todas las miradas con sus looks elegidos para la noche en la que abrió la gala de los Grammy con su actuación y en la que además se alzó con su primer gramófono. Por la alfombra roja desfiló con un estilismo setentero de Gucci de cuadros amarronados que ha combinado con una de sus características boas de plumas en color lila. Para la actuación cambió su traje «de abuelo» por una americana y un pantalón de cuero negros sin camisa por debajo para que pudiésemos apreciar su trabajado torso. La boa, en esta ocasión, en color verde.

No se salva de la lista Megan Thee Stallion, una de las galardonadas de la noche, que ha puesto el toque de color a la alfombra con un vestido naranja de Dolce & Gabbana demasiado cargado.

Nota negativa también para el look tétrico de Phoebe Bridgers, que no ha pasado desapercibido en la alfombra roja por el esqueleto que llevaba bordado.



Source link