La meningitis es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la inflamación de las meninges (las capas que recubren el cerebro), es decir, que se por su proximidad puede provocar alteraciones neurológicas.

Los cambios que el paciente puede presentar incluyen desorientación, convulsiones, cambios en el movimiento como adormecimiento y debilidad en algunas partes del cuerpo.

Según el doctor Edgardo Menéndez, especialista en medicina interna de Mediclínicas Escalón, se trata de un padecimiento grave, donde la mortalidad es muy alta. 

El internista detalla que la meningitis es una enfermedad infecciosa, causada por un agente biológico, estos pueden ser de tres tipos: bacterias, virus u hongos. 

Una causa bacteriana típica es la tuberculosis, y también existe la meningitis parasitaria o por agentes atípicos donde entran enfermedades como la clamidia, los parásitos y otros agentes más raros. 
Esta enfermedad presenta varios síntomas, pero la triada distintiva incluye fiebre, dolor de cabeza intenso y alteraciones neurológicas.

“La fiebre es característica porque la enfermedad afecta directamente la periferia del cerebro y la temperatura corporal está controlada por una parte del cerebro que se llama tálamo, este se ve directamente afectado por la meningitis”, explica el doctor Menéndez. 

También expone que el dolor de cabeza es causado porque el cráneo es una bóveda cerrada y al haber inflamación no hay espacio para que el tejido se expanda, ya que está inflamado, por esa razón el cerebro se comprime en su mismo contenedor y eso provoca el fuerte dolor de cabeza.

Mientras que las alteraciones neurológicas se dan porque el cerebro está directamente afectado. Según el especialista se presenta desorientación, alteraciones de la memoria, del habla, de la visión, en la percepción de la piel o el tacto, también convulsiones, visión de luces o borrosa y zumbido en el oído.

El rol del sistema inmune

El experto detalla que existe una relación entre las personas que tienen el sistema inmune débil, como los diabéticos, pacientes con VIH; o con artritis reumatoide y lupus eritematoso, que toman medicamentos crónicos para desinflamar (los esteroides).

“Por tener un sistema inmune débil son más propensos y vulnerables, porque si ellos se enferman deben tratar de inmediato su enfermedad para evitar una complicación grave”, explica. 

¿Cómo prevenirla?

Según el experto, hay dos maneras principales de contraer la enfermedad, la primera se da cuando un paciente tiene una infección en cualquier parte del cuerpo (vías urinarias, garganta, oído, etc.) las bacterias afectan estas áreas y pueden entrar en la sangre, viajar por el torrente sanguíneo hasta llegar al cerebro y afectar las meninges.

“Podríamos decir que la primera forma de prevenirlo es tratarse las enfermedades de forma oportuna, es decir, no auto medicarse y creer que uno puede curarse las enfermedades, esta es una complicación de otra enfermedad y es altamente mortal, las personas mueren porque es muy grave, es una de las infecciosas más mortales”, explica el doctor Menéndez. 

La otra vía de entrada es tener un trauma directamente en el cráneo, que este se rompa y las bacterias entren a las meninges, algo mucho más difícil de prevenir.

Con relación al tratamiento de la meningitis, el internista detalla que se trata según el agente biológico que la provoca.  

 

Tags:





Source link