Harto de batallar contra la enfermedad degenerativa que padece, el pequeño Rhys Williams, un niño de Inglaterra, dijo a su madre que no podía más con los dolores y las molestias que lleva sufriendo desde que nació. “Ya he vivido suficiente”, exclamó.

Williams debe vivir vendado y usar silla de ruedas

Williams sufre epidermólisis ampollosa severa, una enfermedad que le causa irritación, ampollas y llagas en la piel y le obliga a usar silla de ruedas. Para evitar infecciones, deben cambiarle las vendas cada tres días. Además, come a través de una especie de tubo al no poder ingerir alimentos sólidos porque se le forman ampollas en el esófago.

A pesar de la adversidad, la madre de Williams quiere que su hijo no se dé por vencido y ha decidido poner en marcha una iniciativa que alegre un poco la vida del pequeño: ha hecho un llamamiento para que personas anónimas le manden felicitaciones por su 14 cumpleaños.

Gran respuesta ciudadana de apoyo al pequeño

Tras hacer pública su idea, en cuestión de días, miles de personas han hecho llegar sus mensajes de apoyo a Williams. Según ha explicado su madre, el niño está abriendo y leyendo una por una todas las cartas que ha recibido.

“Ha sido una auténtica locura, llegan cartas, miles de mensajes en Facebook y gente hasta la puerta”, ha explicado su madre en declaraciones recogidas por Daily Mail.

Todo esto demuestra que todavía tiene que pelear, ojalá puedan hacerle ver a Williams que no todo es malo”, ha comentado esperanzada su madre.

Diferentes organizaciones también se han puesto en contacto con la familia de Williams para que el niño participe en varios de sus actos.

Según ha publicado Mirror, las tarjetas se pueden enviar a Rhys Williams en esta dirección: 40 Whalley Avenue, Bolton, BL1 5UD.



Source link