• El PSOE se abstiene y argumenta que «el contenido es mejorable respecto a la seguridad jurídica»


  • Podemos vota a favor porque la proposición es «prácticamente idéntica» al proyecto de Montero

La ley trans divide al PSOE y a Podemos y provoca un nuevo enfrentamiento en la coalición de Gobierno. Los dos partidos votan diferente en el Congreso en la proposición de ley presentada por algunos de los socios parlamentarios del Ejecutivo como ERC, Más País, Compromís y Nueva Canarias. Podemos vota a favor y los socialistas se abstienen y condenan la iniciativa al fracaso. De fondo, el enfrentamiento entre la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

La iniciativa, que salvo sorpresas no va a salir adelante, es «prácticamente idéntica», según Pablo Echenique, al proyecto elaborado por Montero y que está en un cajón bloqueado por Carmen Calvo. El voto de los socialistas era clave para que saliese adelante después de que el PP y Vox hayan confirmado su voto en contra. La abstención del PSOE condena a la toma en consideración de la proposición al fracaso. 

PSOE: «El contenido es mejorable»

El PSOE argumenta para su abstención es que el texto es «mejorable» porque no tiene seguridad jurídica. Rafael Simancas, secretario general del grupo socialista, ha defendido que su partido es el que más ha hecho por el colectivo trans, pero recuerda que el Gobierno ya está trabajando en «su propia legislación». Según él, las medidas a favor del colectivo tienen que tener «pleno rigor y plenas garantías jurídicas» ante la previsión de que algún partido de la derecha acudan al Tribunal Constitucional para recurrirlo. 

En un primer momento el PSOE aseguró que no iba a entorpecer la tramitación, pero este martes Simancas ha anunciado la abstención de forma oficial. Preguntado sobre las consecuencias de esa decisión, el diputado socialista ha afirmado: «Somos responsables de nuestro voto, no del voto de los demás». En el PSOE siempre se han quejado de que la propuesta elaborada por Montero tenía carencias respecto a la seguridad jurídica y ha puesto en valor que ellos «hacen las cosas bien».

En cuanto al fondo, en el PSOE discrepan sobre el concepto de la autodeterminación de género. Parra las feministas socialistas, ese concepto supone el «borrado» de las mujeres y de los derechos por los que llevan luchando desde hace siglos. 

 Podemos: «No voy a entrar en reproches»

El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha defendido que el texto presentado por ERC y el Grupo Plural del Congreso es «prácticamente idéntico» al del Ministerio de Igualdad y responde al consenso que ya existe en la sociedad española sobre este asunto. «Nosotros estamos comprometidos con los derechos de las personas trans», ha proclamado el dirigente morado. 

«Con todo el respeto al socio de coalición, no voy a interpretar sus palabras», ha afirmado Echenique preguntado por las críticas lanzadas por Simancas a la ley. Recuerda que en 2019, en el Congreso, tanto el PSOE como el PP votaron a favor de un texto donde aparecía la autodeterminación de género como está redactada en estos momentos. 

«No voy a entrar en reproches», ha subrayado el portavoz de Podemos que no ha querido valorar si el resultado de la votación afectará a la relación de los socios. Si finalmente la proposición no sale adelante «seguiremos negociando dentro del Gobierno», ha insistido Echenique. A su juicio es un compromiso del acuerdo entre los dos partidos que afecta a «los derechos humanos».

¿Qué dice la proposición?

La proposición de ley tiene como objetivo «garantizar la igualdad real y efectiva de las personas trans». El punto principal es que esa igualdad se consigue mediante el reconocimiento del derecho a la identidad de género «libremente manifestada» sin la necesidad de una prueba psicológica o médica. 

Contempla que la mención de sexo en los registros puede ser elegida entre cuatro opciones: «hombre, mujer, no binario o se podrá dejar en blanco». 

Además establece que el Sistema Nacional de Salud incluirá en la cartera de servicios comunes el tratamiento hormonal y el proceso quirúrgico genital. 



Source link