El presidente ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel se mostraron “satisfechos” por el avance de las obras del gasoducto Nord Stream 2 entre ambos países durante una conversación telefónica este miércoles, informó el Kremlin.

“Los líderes están satisfechos con la práctica conclusión del Nord Stream 2”, informó el Kremlin mediante un comunicado.

Durante la conversación telefónica, Putin pidió a Alemania “comprometerse” con el proyecto, que es “puramente comercial” y está orientado a fortalecer la seguridad energética de Alemania y la Unión Europea, señaló el gobierno ruso.

Más temprano Estados Unidos anunció que llegó a un acuerdo con Alemania sobre el controvertido gasoducto que amenaza a Rusia con sanciones y busca incluir a Ucrania en el tráfico de gas.

Victoria Nuland, subsecretaria de Estado para asuntos políticos, dijo en una audiencia en el Senado que “esta es una mala situación y un mal gasoducto, pero necesitamos proteger a Ucrania y pienso que tenemos que dar pasos significativos en esa dirección”.

El presidente Joe Biden, que la semana pasada recibió a la canciller alemana Angela Merkel, retiró la mayoría de las sanciones a Nord Stream requeridas por el Congreso. Alegó que la tubería está casi terminada y sería mejor trabajar junto a Alemania.

El oleoducto a través del Báltico es firmemente rechazado por Ucrania, que desde 2014 batalla contra separatistas rusos y sostiene que es vital que el gas ruso pase por su territorio.

“Alemania se ha comprometido en este acuerdo a que si Rusia intenta utilizar la energía como arma o comete más actos agresivos contra Ucrania, Alemania emprenderá acciones a nivel nacional y presionará por adoptar medidas eficaces a nivel europeo, incluyendo sanciones que limiten la capacidad exportadora rusa a Europa en el sector de energía”, dijo Nuland.

Añadió que Alemania también acordó trabajar con Estados Unidos para presionar a Rusia a extender por 10 años un acuerdo de tránsito a través de Ucrania que expirará a fines de 2024.

El gasoducto duplicará los suministros de gas a Alemania, pero al proyecto se han opuesto Estados Unidos y varios países europeos que argumentan incrementará la dependencia energética de Rusia y aumentará su influencia geopolítica.

“El presidente ruso y la canciller alemana abordaron la posibilidad de extender el acuerdo entre Gazprom y el ucraniano Naftogaz para el tránsito de gas a través del territorio ucraniano más allá de 2024”, indicó el Kremlin.

as/lc/eg/jz





Source link