Cláusulas abusivas
Los bancos emplean multitud de cláusulas opacas en sus préstamos para aprovecharse de sus clientes.

Los bancos emplean en ocasiones cláusulas abusivas que perjudican al consumidor en los préstamos personales

A la hora de pedir un préstamo personal es vital conocer las condiciones y características del mismo. Sobre todo para no encontrar luego cláusulas abusivas que favorecen al banco y endeudan a los clientes.

Este tipo de cláusulas suelen ser opacas, pues los bancos no informan de ellas hasta que las pueden hacer efectivas. Así, siempre es interesante tener cierta noción de los instrumentos abusivos de los bancos. De esta forma, se estará sobre aviso y no surgirán problemas.

¿Qué es el TAE y cómo afecta a los préstamos personales?

El primer dato en el que hay que fijarse es en el TAE, que es un porcentaje que nos indica la cantidad de intereses que hay que pagar por un préstamo personal. Ese porcentaje debería rondar el 5%, si bien algunos préstamos cuentan con un TAE del 20% o superior. Ante estos casos, hay que evitarlos o, en su defecto, reclamar, puesto que es abusivo. Hay multitud de bufetes que pueden ayudar, por ejemplo noguesabogados.com

contratar un abogado

El caso del TAE es también aplicable a las tarjetas revolving. Son un tipo de tarjeta que permite aplazar las compras en cómodos plazos a cambio de hacerlo con intereses. Estos intereses ascienden en ocasiones al 25% del TAE. Otro abuso en toda regla.

Comisión de apertura por un préstamo personal

A la hora de solicitar un préstamo personal, es habitual que el banco efectúe un ligero cargo por las gestiones. Suele ser un porcentaje que representa entre el 0.5 y el 3% del total del préstamo. Pues bien, es un cargo totalmente abusivo, ya que ni el cliente lo solicita ni el banco especifica qué gestiones ha realizado para cobrar esa cantidad.

Cláusulas suelo hipotecas.
En los últimos años los bancos han ganado mucho dinero con las cláusulas suelo.

Cláusulas abusivas de posición deudora y de interés de demora

Estas dos cláusulas están bastante relacionadas entre sí. La primera es un cargo que pasan los bancos si se han encontrado con que no había dinero en la cuenta para cobrar un plazo del préstamo personal. Según la entidad, el cobro extra puede variar entre los 12 y los 50 €. El problema es que es un añadido que el cliente suele desconocer.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

Por si fuera poco, existe otra penalización adicional. El interés de demora es el porcentaje que hay que pagar si se producen retrasos en el abono de alguna cuota. Según la ley, ese porcentaje no puede superar el 3,75%. Pues bien, hay casos en los que el interés de demora es del 30%.

Venta anticipada y renuncia al derecho de notificación

La cláusula abusiva de venta anticipada es de las más peligrosas para los que disfrutan de un préstamo personal. Consiste en que el banco puede reclamar toda la cantidad que falta por abonar (incluidos intereses y comisiones) si se incumple alguno de los pagos. Es una condición ilegal, ya que el banco no puede exigir toda la deuda en un solo pago.

La renuncia al derecho de notificación implica que el banco puede vender la deuda del cliente a otra entidad financiera sin avisar de ello. Lógicamente es una cláusula que el cliente ‘consiente’ sin tener conocimiento de ello.

Cláusulas opacas contrato
La gran mayoría de las cláusulas abusivas ni siquiera aparecen en los contratos de préstamos.

Cláusulas suelo e hipotecas multidivisa en préstamos hipotecarios

En el caso de los prestamos hipotecarios y no personales, hay que destacar dos tipos de cláusulas abusivas. Primero la cláusula suelo, que es un tope mínimo que imponían los bancos frente a la bajada del Euribor. De esta forma, si el Euribor decrecía y los clientes debían pagar menos por sus hipotecas, el banco se aseguraba recibir una mínima cantidad por cada hipoteca. Así, se mantenían rentables.

Las hipotecas multidivisa son otro claro ejemplo de prácticas abusivas de los bancos. Son préstamos hipotecarios que se conceden en moneda extranjera. En el momento en el que la moneda gana valor respecto al euro, los clientes ven como su deuda aumenta y tienen que pagar más.

abogado desahucio¿Cómo evitar estas cláusulas abusivas y actuar en caso de sufrir una?

Para evitar estas cláusulas abusivas (tanto en préstamos personales como en hipotecas) la principal herramienta es conocerlas. Saber qué características tienen y cómo pueden penalizar a cada cliente. Actualmente hay todo tipo de información y talleres que ayudan a que sean fáciles de entender.

Por ejemplo, en Nogués Abogados cuentan con vídeo tutoriales y guías informativas bastante sencillas para que nadie sufra cláusulas abusivas si desea pedir un préstamo personal o hipoteca.

En caso de ser un afectado por cualquiera de estas cláusulas opacas, lo que hay que hacer es reclamar y acudir a asociaciones o bufetes de abogados donde profesionales estudian cada caso y actúan en consecuencia.

Lentamente las justicias española y europea van dando la razón a los clientes frente a los bancos. Así, estos se ven obligados a devolver todo aquello que han quitado de más a los clientes.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.





Source link