El empeño y la dedicación, en ocasiones, tienen recompensa. El caso del mallorquín Ramón De la Cuesta parece un ejemplo perfecto de ello. Su viaje, desde que era un chaval enganchado a series de animación y películas, hasta ahora, siendo él quien las crea, es casi tan digno de ser llevado a la gran pantalla como las de los personajes que anima desde su ordenador. Las suyas han sido las manos que han dado vida a personajes de cintas como El parque mágico, ¡Scooby! o Playmobil : La película, y también la recientemente estrenada Ron da error, pero hay un título que sobresale y ese es el de Spider-Man: Un nuevo universo, cinta de Sony que se alzó con el Oscar a mejor película de animación. Ahora, De la Cuesta será uno de los artífices de la secuela, Spider-Man: Un nuevo universo 2, que se verá en 2022. De la Cuesta, que ha pasado unos días en la Isla visitando a la familia, goza de una trayectoria envidiable. En el 2022, además, llegarán varios títulos en los que ha participado, como Hotel Transylvania: Transformanía, en la que participan actores como Andy Samberg, Steve Buscemi o Selena Gomez.

No obstante, el proyecto en el que más ganas tiene de embarcarse es la secuela de Spider-Man. Él mismo explica que había estado «intentando entrar en la producción», tras participar en la primera película. A ello dedicará «prácticamente toda la primera mitad del año» desde Montreal, ciudad a la que se mudó desde Vancouver hace meses para participar en otra película. De la Cuesta celebra, además, que en la primera cinta de Spider-Man se adentraran en «un nuevo tipo de animación que ahora se está expandiendo y se invierte más dinero en ello». Pero más allá de Spider-Man, De la Cuesta ha participado en la producción de Netflix The Sea Beast, también conocida como Jacob y la bestia marítima, cuyo secretismo está siendo muy alto. El propio De la Cuesta explica que «no puedo contar nada» entre risas bajo miedo de «acabar en la cárcel». Más allá de las bromas, se sabe que la dirige Chris Williams, autor de Big Hero 6 o Vaiana, y que supone una de las primeras grandes producciones animadas propias de Netflix.

Cambios

A pesar de tanto trabajo en el futuro próximo, De la Cuesta no esconde estar planteándose cambios en su vida. Tiene varios proyectos sobre la mesa para después de su reencuentro con Sony y el Hombre Araña, incluso la posibilidad de dar el salto al mundo de los videojuegos, del cual procede, por ejemplo, la historia de la serie Arcane, que ahora mismo está rompiendo todos los récords en Netflix y en la que De la Cuesta se planteó entrar. En cualquier caso, De la Cuesta sigue enganchado al mundo de contar historias, porque él mismo, en ocasiones, se ha preguntado si «mi trabajo es serio comparado con otros, como los médicos, pero lo veo como otra manera de ayudar y hacer llegar mensajes positivos», y cuenta con varias anécdotas que lo corroboran como que, siendo un niño, comprendió que no iba «por el buen camino porque, en ciertas situaciones, me decía: Son Gohan no haría estas cosas». Ese mensaje es el que transmite ahora dando vida a personajes que serán referentes para niños –y no tan niños– de hoy en día.



Source link