La gran mayoría de las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) no causan ningún problema de salud, pero en el cuerpo de las mujeres que no pueden combatir la infección viral, el VPH causa el cáncer de cérvix o de cuello uterino. En concreto, cada año se diagnostican unos 2.000 casos en España y a nivel mundial este tipo de cáncer representa la cuarta causa de muerte por tumores malignos en mujeres.

 

Una de las opciones para el tratamiento de este cáncer ginecológico en fase inicial es la histerectomía radical.

 

En un estudio realizado con datos del registro nacional español ROBOCER, se han examinado todos los casos de cáncer de cérvix operados con el robot Da Vinci en España desde 2009 a 2018. Concretamente, se han examinado los datos de 239 histerectomías radicales robóticas llevadas a cabo con el sistema Da Vinci.

 

Los resultados de la investigación ponen de manifiesto las ventajas de la cirugía robótica.

 

El estudio, publicado en la revista académica Cancers, lo ha realizado un equipo de científicos liderado desde el Hospital Universitario de Bellvitge y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), en la ciudad de Hospitalet de Llobregat, de la provincia de Barcelona.

 

El Dr. Jordi Ponce, responsable de la línea de innovación de cirugía y robótica del IDIBELL y jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB), ha liderado este grupo multicéntrico que ha contado con la participación de investigadores del Hospital Vall d’Hebron en Barcelona, Hospital Universitario de Basurto (Bilbao, País Vasco), Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, y Hospital Clínico San Carlos en Madrid, en España, entre otras entidades.

 

[Img #65900]

La cirugía robótica es una forma cada vez más común de realizar ciertas operaciones quirúrgicas. (Foto: IDIBELL)

 

Al estudio principal, se le ha unido un segundo del mismo equipo, y se ha publicado también en la misma revista académica que el primero.

 

En el primero, de noviembre de 2020, se determinaron los factores de recurrencia del cáncer de cérvix tras la cirugía quirúrgica, que representan poco menos del 10% de los casos: tumores de grado 2 y 3, con un tamaño superior a 20 mm, de tipo adenocarcinoma, entre otros rasgos en común que tienen que ver con pruebas diagnósticas.

 

En el segundo, publicado en febrero de 2022, se ha conseguido identificar los factores que influyen en los resultados oncológicos según las diferentes prácticas clínicas entre centros hospitalarios.

 

Como conclusión, los hospitales con mejores resultados oncológicos se asocian a los que tienen mayor volumen de cirugías robóticas, pero también un mayor número de pruebas preoperatorias, biopsias del ganglio centinela y mayor participación en ensayos clínicos. En concreto, el Hospital Universitario de Bellvitge es el centro hospitalario que más histerectomías con robot lleva a cabo en España, aportando una gran cantidad de casos al registro nacional.

 

Al mismo tiempo, también se han auditado los resultados oncológicos y quirúrgicos de las histerectomías radicales con robot. Precisamente, el grupo ha determinado que en este medio el uso de la cirugía robótica permite superar los exigentes objetivos de calidad propuestos por la Sociedad Europea de Ginecología Oncológica (ESGO).

 

“La cirugía robótica se ha consolidado como un estándar y una forma más precisa de operar, en comparación con otros procedimientos como la laparoscopia y, por supuesto, que la tradicional vía abierta”, valora el Dr. Ponce, que añade: “el estudio del registro nacional ROBOCER pone de manifiesto los buenos resultados para el manejo del cáncer de cuello uterino. Ahora esperamos poder extraer conclusiones del registro ROBOEND de datos sobre las cirugías robóticas de los últimos cinco años para el tratamiento del cáncer de endometrio en España y Portugal”.

 

La reciente incorporación de un tercer robot Da Vinci en el bloque quirúrgico del Hospital Universitario de Bellvitge hará posible un incremento aún mayor de la actividad robótica en ginecología de este centro.

 

Además, el Servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Bellvitge ha sido reacreditado por ESGO como centro de excelencia, formador de la subespecialidad europea de Ginecología Oncológica en un riguroso programa de fellows con título reconocido en toda Europa. (Fuente: IDIBELL)

 

 



Source link