LA VIDA DE ROSA

La cantante ha atravesado diferentes complicaciones en cuanto a la salud de sus cuerdas vocales, algo que la llevó a tener que someterse a una delicada operación que realizó el que fue su pareja durante años, el médico Muñoz Cariñanos.

Rosa López lleva 20 años capeando los temporales de la industria musical. No ha sido una carrera fácil. La vertiginosa popularidad eclipsó sus inicios y la confianza ciega que depositó en los que habían formado parte de su equipo no le dio los resultados esperados.

«Me hubiera gustado en muchas ocasiones sentir más empatía. Jolín, ¿por qué no empatiza nadie conmigo? Todo el mundo quiere llevarse tajada«, dice en el adelanto de su entrevista con Jordi Évole, que se emite este domingo en laSexta.

Los problemas en sus cuerdas vocales

Nada más comenzar su andadura musical después de su victoria en Operación Triunfo, la cantante vivió una sórdida experiencia que relató en el programa de Bertín Osborne Mi Casa es la Tuya en mayo de 2017 y a partir de la cual empezó a experimentar complicaciones en sus cuerdas vocales.

La artista contó que un miembro del que entonces era su equipo insistió en que la viera un médico por un supuesto problema en la garganta. «Tenía una gira tremenda y mi voz estaba preparada, pero hubo un día que, yo no sé por qué, una chavala -del equipo- no paraba de preguntarme si estaba bien. Ella tenía miedo a que fallara y se empeñó en que yo estaba mal y que, por cojones, quería traer a un médico«, contó.

«No sé qué me pincharon en el culo»

Pocos días más tarde la visitó un sanitario en su camerino antes de un concierto en El Escorial para examinarla «con una lupa de dentista». «Me acojoné cuando el tío abre el maletín y me doy cuenta que rueda un bote de colorcillo azul y blanco. No sé qué coño era eso. No sé qué me pincharon en el culo, pero desde ese día…», recordó la cantante.

A partir de ahí la artista asegura que las cosas empezaron a ir cuesta abajo. «En el primer concierto me fue bien, el siguiente también, pero en el tercero durante la sexta canción no es que no pudiera cantar, es que me asfixiaba«, relató sobre esta supuesta irregularidad. «Tras aquello tuve un quiste, que se provocó por el esfuerzo que hice en tres días», añadió.

«Nadie quiso operarme entonces. Solo mi expareja, que era médico se atrevió», contó la cantante.

El mismo programa contó con el testimonio de esta expareja, el médico Pablo Muñoz Cariñanos.

«Había muchos intereses creados a su alrededor, movía mucho dinero. Era complicado todo. Venía de muchos médicos. Recuerdo uno que le recetaba pastillas para la depresión, decía que estaba con crisis de ansiedad. Yo sabía lo que tenía desde que la vi la primera vez y sabía que la solución al final por cómo evolucionaba iba a acabar en una cirugía», recordó sobre este oscuro episodio.

Su relación con Pablo Muñoz Cariñanos, el médico que la operó

Cariñanos es sevillano y trabaja como otorrinonaringólogo y cirujano. Su padre también era doctor, además de Coronel de Aviación. La tragedia sobrecogió a su familia cuando su progenitor fue asesinado por la banda terrorista ETA. Había sido médico de artistas tan populares como Rocío Jurado o Isabel Pantoja.

Su relación duró dos años. Según los rumores, el joven doctor no aguantó la presión mediática a la que se vio sometido al vivir su amor con la cantante.

Sus otras parejas

Tras esta ruptura, la cantante mantuvo durante dos años una relación con el que fue su representante, Cristóbal Sánchez Arco, un noviazgo que se rompió en 2010.

Con el futbolista José Luis Luna tuvo un romance breve que solo duró cuatro meses y que llegó a su fin en 2014. Poco después, el deportista daba una entrevista a Saúl Ortiz donde aseguraba que la relación había terminado con un mensaje de texto después de publicarse un reportaje en la prensa que evidenciaba que estaban juntos.

«Rosa me mandó un mensaje pidiéndome tiempo, que lo mejor era que no siguiéramos viéndonos porque podría afectarle a su trayectoria profesional. Ni siquiera me llamó por teléfono ni me pidió que nos viéramos. Fue una actitud maquiavélica», dijo.

Meses más tarde charlaba con El Mundo y explicaba que la cantante le acusaba de dar el chivatazo a los fotógrafos para que capturasen las imágenes, que salieron en la revista Pronto.

José Luis Luna y Rosa López

José Luis Luna y Rosa López // Getty

Su novio actual: un policía asturiano

La cantante posaba muy sonriente hace justo un año, cuando presentó en la revista Hola! al hombre con el que ha recuperado la ilusión en el amor.

«Ambos sentimos que nuestro amor es el definitivo, para toda la vida. Es un amor basado en el respeto, la comprensión, el humor y la alegría. Es la primera vez que no me cuesta presentar oficialmente a mi chico de lo ilusionada que estoy», asegura ilusionada una entrevista para la revista.

El afortunado es Iñaki García, con el que lleva cerca de tres años de relación. Se conocieron en agosto de 2019 y desde entonces no se han separado.

Tiene 44 años, nació en Oviedo y trabaja como policía. «No he conocido nunca a un hombre tan bueno, tan puro y tan honesto como él. Me aporta amor, amistad, respeto», contó.



Source link