MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Finanzas de Rusia ha expresado su disposición a seguir haciendo frente al servicio de todas las obligaciones de deuda soberana del país, aunque ha advertido de que se verá forzado a abonar los pagos en rublos, después de la negativa del Tesoro de Estados Unidos a renovar la licencia que permitía hasta ahora los pagos en divisas.

«La situación actual no tiene nada que ver con la de 1998, cuando Rusia no tenía suficientes fondos para pagar sus deudas. Ahora hay dinero, y la voluntad de pagar también está presente» dijo el ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov, para quien se trata de una situación «creada artificialmente» por un país hostil.

En este sentido, el Ministerio ruso ha lamentado que la decisión del Departamento del Tesoro de EE.UU. infringe los derechos de los inversores extranjeros que habían adquirido instrumentos de deuda rusos y socava confianza en la infraestructura financiera occidental.

De este modo, teniendo en cuenta que la negativa a renovar la licencia imposibilita continuar con el servicio de la deuda externa estatal en dólares estadounidenses, los pagos se realizarán en rublos con la posibilidad de una posterior conversión a la moneda original de la obligación a través de la Depositaria Nacional de Liquidaciones como agente pagador.

EE.UU. ha anunciado que no renovará la exención que permitía procesar «caso por caso» a través de entidades estadounidenses e internacionales los pagos de la deuda soberana de Rusia, que expira este miércoles y que había permitido al gigante euroasiático esquivar su primer ‘default’ en moneda extranjera desde 1918.

«La OFAC no renovará las disposiciones emitidas que vencen el 25 de mayo de 2022 a las 12:01 EDT (las 18.01 horas de Madrid)», anunció la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), adscrita al Departamento del Tesoro de EE.UU.

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, ya había advertido la semana pasada de que era «razonablemente probable» que el Gobierno decidiera dejar expirar esta licencia, recordando que era una medida temporal con el objetivo de permitir una transición ordenada para que los inversores pudieran vender sus valores.

El Ministerio de Finanzas de Rusia adelantó la semana pasada el pago de dos bonos que vencían este mes. Rusia tendrá que hacer aún frente al vencimiento de deuda el próximo 23 de junio, lo que, una vez transcurrido el periodo de gracia de 30 días, podría suponer su declaración de impago a finales de julio.



Source link