Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
lunes, junio 24, 2024
Inicio Derechos Humanos Sahara Libre El Frente Polisario cumple 50 años a las puertas de una sentencia...

El Frente Polisario cumple 50 años a las puertas de una sentencia histórica de la justicia europea

0
615

La organización tiene esperanzas en el inminente pronunciamiento de los tribunales europeos sobre los recursos naturales del Sáhara Occidental. El Polisario actúa como único representante legítimo del pueblo saharaui ante la ONU desde hace décadas.

El secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Saharaui, Brahim Ghali, a su llegada al Congreso de la formación en el capo de refugiados de Dakhla, en Argelia. EFE/EPA/STR
El secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Saharaui, Brahim Ghali, a su llegada al Congreso de la formación celebrada en enero en el campo de refugiados de Dajla, en Argelia.  EFE/EPA/STR

10 de mayo de 1973. Zuerat (Mauritania). Varios grupos de saharauis (estudiantes, trabajadores y militares del Sáhara español y refugiados saharauis en Mauritania) conforman el Frente Polisario. Su objetivo es claro: alcanzar la independencia de un territorio que en aquellos momentos estaba bajo el dominio español. Era la provincia número 53. La organización saharaui cumple este miércoles 50 años en un momento convulso para el conflicto del Sáhara Occidental por diferentes motivos.

Por un lado, en el Polisario esperan la inminente confirmación de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sobre los acuerdos comerciales con Marruecos. La justicia europea invalidaba en 2021 estos acuerdos por no contar con el beneplácito del pueblo saharaui, representado legítimamente por el Frente Polisario. En Bruselas ya se busca una alternativa al acuerdo de pesca ante la previsible condena del TJUE.
Además, hace poco más de un año, el Gobierno de Pedro Sánchez cambió la posición histórica de España sobre el Sáhara Occidental. En una carta enviada por el presidente al rey de Marruecos, Mohamed VIavaló la autonomía propuesta por el país vecino como «la opción más realista, seria y creíble» para solucionar el conflicto. Un hecho que soliviantó al resto de formaciones políticas, al propio Polisario y quebró las relaciones bilaterales con Argelia.

A todo esto se añade el estallido de la guerra en 2020. El Frente Polisario dio por roto el alto al fuego por parte de Marruecos por unos incidentes en la zona de Guerguerat. En el XVI Congreso del Polisario, celebrado en enero de este año, el acuerdo fue «intensificar» la lucha armada. «Retomar las armas es un derecho que le consagra la legalidad internacional a los pueblos ocupados o colonizados como el pueblo saharaui», explicó en una entrevista con Público el secretario general Brahim Gali.

El actual líder del Polisario, en el cargo desde el año 2016, fue precisamente uno de los fundadores del Polisario y ocupó el mismo puesto entre los años 1973 y 1974. Su nombre saltó al primer plano mediático en 2021, cuando fue ingresado por coronavirus en un hospital de Logroño. Lo hizo en secreto gracias al Gobierno de Sánchez, que decidió atenderlo por razones humanitarias. Aquel hecho desencadenó una tormenta judicial y política. Y una respuesta airada de Marruecos.

Los acuerdos con Marruecos tienen que contar con el Polisario

«La justicia ya nos ha dado la razón y estamos esperanzados en que lo vuelva a hacer. La sentencia va a marcar una situación realmente complicada para la UE y fundamentalmente para España ya que va a encontrarse con que la justicia europea reitera que Marruecos y el Sáhara son dos territorios distintos y separados», explica a este medio Abdulah Arabi, delegado del Frente Polisario en nuestro país. «La decisión que ha tomado Sánchez va no solo contra el derecho internacional sino contra las decisiones de los organismos judiciales de la UE», añade.

Para el Polisario, una sentencia favorable dejaría claro que para que se concluya cualquier acuerdo económico entre la UE y Marruecos «tendría que tener el consentimiento del pueblo saharaui» expresado a través de esta organización. «Confiamos en la justicia europea y en que los países tienen que acatar y negociar con el Polisario todo lo que tenga que ver con los recursos naturales del Sáhara«, insiste Arabi.

Cinco décadas de «unidad» del pueblo saharaui

Otro logro que destacan en las filas de la organización saharaui es su consolidación. El Frente Polisario es el único representante legítimo del pueblo saharaui a nivel internacional ante la ONU desde 1975. «El Polisario ha logrado mantener intacta la unidad de todo el pueblo saharaui en torno al objetivo principal que es la independencia», afirma Arabi.

Desde varios frentes se ha intentado minar la representación o legitimidad del Polisario. Recientemente una plataforma denominada Movimiento Saharauis por la Paz (MSP) organizó un foro con la presencia del expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el ex ministro José Bono o el eurodiputado del PSOE Juan Fernando López Aguilar. Las conexiones de este movimiento saharaui, liderado por Hach Ahmed, exintegrante del Polisario, con Marruecos fueron destapadas por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en un informe publicado en El País.

«Por muchas coyunturas que han pasado, algunas peligrosas y complicadas, se han sorteado todas. Algo que demuestra la salud política del Polisario y sobre todo la unidad del pueblo saharaui», destaca al respecto el delegado saharaui. «Estamos resistiendo a un intento de Marruecos por imponer su ocupación sobre el Sáhara y no lo está consiguiendo. Primero por la solidez jurídica de la cuestión y también por el trabajo diplomático del Polisario», añade.

En este sentido, desde la organización saharaui ponen en valor el pronunciamiento, por primera vez en la historia de los países denominados BRICS (Rusia, China, India, Brasil y Sudáfrica) el pasado mes de abril. Ese grupo apoyó en un comunicado la misión de de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) y una solución acorde a las resoluciones de Naciones Unidas. «Están viendo ya al Frente Polisario como actor», recalcan en la organización.

«No es inusual encontrar la denominación ‘pueblo polisario’ para referirse a la población saharaui, lo que revela la simbiosis entre ambos«, destaca el saharaui Emboirik Ahmed Omar, doctor en Historia y autor del libro ‘Breve Historia del Frente Polisario’ (Catarata, 2023). «El Frente Polisario constituye el instrumento empleado por los saharauis para defender su derecho a vivir en libertad e independencia», añade el autor.

Guerra y proceso en la ONU estancado

Pese a la ruptura del alto al fuego, desde el Polisario siguen teniendo la mano tendida para la vía pacífica. «Lo hemos demostrado y estamos preparados para entrar en cualquier proceso de negociación siempre y cuando se permita al pueblo saharaui concluir este proceso de descolonización mediante el libre derecho a la autodeterminación», explica Arabi.

Los saharauis califican la contienda bélica como «una guerra popular de larga duración»Una suerte de guerra de guerrillas donde los saharauis consideran que están haciendo daño a Marruecos. Un país que ha decidido silenciar la guerra desde el comienzo de las hostilidades tras los sucesos de Guerguerat. Solo dos años después del comienzo de los ataques, el Gobierno marroquí reconoció la situación. Fue el ministro de Exteriores, Nasser Burita, quien en una entrevista afirmó que una «milicia» procedente de Argelia les atacaba todos los días.

Mientras tanto, el proceso en la ONU sigue estancado pese al nombramiento del nuevo enviado especial Staffan De Mistura. Pese a haber sido recibido en Marruecos, Argelia o en los campamentos de población refugiada saharaui por Brahim Gali, De Mistura todavía no ha podido visitar los territorios ocupados del Sáhara Occidental por las trabas del reino alauita. El enviado especial sí ha mantenido varios encuentros con el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares y el último fue con el Departamento de Estado de EEUU.