Tensa protesta frente al edificio Guillem Cifre de Colonya. Cerca de un centenar de manifestantes han obligado a la Universitat de les Illes Balears (UIB) a suspender la presentación del libro Nadie nace en un cuerpo equivocado: éxito y miseria de la identidad de género, obra escrita por los académicos y psicólogos José Errasti y Marino Pérez. La imagen que se ha desprendido este mediodía frente a las puertas de la facultad era la de coacciones, gritos e incluso algún empujón hacia los asistentes que, tras conocer la noticia de la cancelación del acto, han salido del edificio increpados por los manifestantes. «Fuera, fuera. No os queremos».

«No soy tránsfoba, no lo soy», ha reaccionado la profesora jubilada de la Facultad de Enfermería Rosa Maria Hernández, rodeada, en ocasiones, de los activistas.

– «¿Usted cree que tengo personalidad delirante? Porque esto es lo que defienden estos autores», le recriminaba un joven trans mientras se subía la camiseta para enseñar su cirugía de pecho.
-«Me gusta escuchar, y por eso vengo a la conferencia», ha contestado la profesora.
-«La conferencia es ilegal. Nuestros derechos no son un debate», le ha dicho, gritando, otra manifestante.

A la activista Marisol Ramírez también le han puesto dificultades para entrar al edificio junto al resto de mujeres que asistían a este acto académico. Sacó el móvil y empezó a grabar, mientras los manifestantes instaban a que se marcharan. Rosa Maria Hernández caminaba sin rumbo con los oídos tapados. «¡Vete de aquí, vete!», insistían. «Usted no tiene edad para estar aquí, márchese», le recriminaron algunos jóvenes. «El libro trata el tema de forma rigurosa, no hay odio. Nunca me había encontrado que una presentación del libro generase una reacción así. He vivido la dictadura y esto se asemeja. Coacciones, prohibirnos estar aquí, empujando, obligándome a que me acompañaran a irme. El ruido nunca debe ser un argumento», ha lamentado la profesora tras la tensa vivencia.

Ley balear ‘trans’

La presidenta de la entidad Baleares Diversa, Laura Durán, ha celebrado que la UIB haya cancelado la presentación de un libro «tránsfobo». «No deberían existir este tipo de actos en ningún territorio. Si tuviéramos una ley balear ‘trans’, que fuera vinculada con la estatal, esto quizá ni siquiera se hubiera anunciado. Estas conferencias vulneran nuestros derechos y no entendemos cómo la Administración puede permitir que haya discursos de odio».

Hasta diez entidades y asociaciones han firmado y apoyado el manifiesto promovido por Baleares Diversa para condenar el odio y la exclusión de apoyar actos como esta presentación del libro. En la misiva afirman que «un acto avalado por la Facultad de Psicología atenta contra los derechos y las experiencias de las personas ‘trans’, en particular de las personas LGTBIQ+».

«A mí me parece fatal, esto da una imagen a la UIB que yo ni tenía. Teniendo una oficina de Igualdad, me da rabia que dejen de lado a este colectivo», ha opinado la estudiante Fátima Martínez. «La transfobia no puede ser una opinión, ni la ciencia puede justificar la transfobia», se refería otra joven de Física Marina Camps.

Manuel Hernández, otro de los cerca setenta manifestantes, es padre de una chica trans de nueve años, «pero no vengo en representación de mi hija, sino de la diversidad tan amplia que hay en nuestra sociedad. ¿Quién puede negar que mi hija no es una niña?».



Source link