Laura Solla es la guitarrista del momento. En plenos ensayos para la próxima gira nacional de la joven cantante Aitana, esta artista hizo ayer un pequeño parón para hablar sobre su concierto de este jueves en Tenerife. No es la primera vez que visita la Isla. El destino la trajo a la Tenerife justo antes de la pandemia, en los carnavales de 2020. Actuó junto a la formación Cherrie and The ladies en la Gala de Elección de la Reina y también en la plaza de La Candelaria. «Luego estuvimos unos días gozando por ahí», recordó. Sus compromisos apenas le dejan tiempo para componer sus propios temas, una labor en la que lleva metida ya un tiempo y que hace mientras continúa colaborando con las mejores bandas de rock y pop del panorama nacional. «Lo que voy a hacer en el Santa Blues es tocar unos estándars de puta madre con la banda y también hacer unos temas yo sola, alguna versión y un tema mío que es muy probable que sea la primera vez que lo toco en directo con público», explicó.

Solla se crió en un hogar marcado por la música, lleno de instrumentos. Siempre tuvo una natural inclinación por la guitarra. «Mi padre toca el piano, mi tío toca la guitarra y al final en la música, en el rock y en el pop, el instrumento que predomina es la guitarra. Ves ahí a los guitarristas molando en el escenario, y a esa edad –a los 13 o 14 años– te parece el instrumento más visible», recordó. Pero escogerlo fue, quizás, lo más fácil. Luego llegó la hora de formarse. «Toda la vida. Estuve compaginándolo con mi carrera, mientras estudiaba Psicología seguía con profesores y en varias academia. A los 23 años decidí dedicarme únicamente a la guitarra».  La artista, que se atrevió a dejar su Galicia natal para probar suerte en Madrid y ampliar sus horizontes asegura que esa fue «la mejor decisión de mi vida». Para verla en directo, habrá que esperar a este jueves y reservar sitio en el Guimerá.



Source link