Sin prisa pero sin pausa. Luis Fonsi se ha labrado una carrera artística a base de talento y esfuerzo. Corría el año 1998 cuando publicaba su primer disco de estudio, Comenzaré, que llegó a posicionarse como número 1 en diferentes países latinoamericanos. Era su primer paso en un camino que ha terminado llevándole al éxito más absoluto.

Tiene 15 discos publicados, es responsable de uno de los temas más conocidos de la última década, Despacito, y hace solo dos semanas actuaba en los Premios Oscar. Pero Fonsi no solo triunfa en el mundo laboral. Su familia es el pilar que le mantiene con los pies en el suelo.

Su actuación con Becky G en los Premios Oscar

Aunque fue No Time To Die, de Billie Eilish, el tema que se llevó el Oscar a Mejor Canción Original en la reciente gala de Los Premios Oscar, Luis Fonsi puede decir que ha tocado techo subiéndose a unos de los escenarios más importantes del mundo.

Luis Fonsi y Becky G en los Oscar

Luis Fonsi y Becky G en los Oscar // Gtres

El Teatro Dolby de Los Ángeles acogía al elenco de la película Encanto para una actuación muy especial a la que se unieron el puertorriqueño, Becky G y Meghan The Stallion. Interpretaron en directo el tema No se habla de Bruno (We Don’t Talk About Bruno), que se encontraba entre las canciones nominadas.

El dinero de Despacito

La colaboración con Daddy Yankee se convirtió en el tema del verano y su pegadiza melodía ayudó a que su éxito inundase el panorama como un tsunami musical. Sin embargo, ni siquiera el propio cantante compuso el tema con la ambición de llegar a lo más alto. «La compuse de la misma manera, con la misma guitarra, en el mismo estudio y con las mismas dudas y emociones que con cualquier otro tema», dijo hace pocos días en una entrevista con El País.

Fue en el año 2019 cuando el tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee tocaba techo en Youtube, al alcanzar los 6.000 millones de reproducciones, una cifra que lo convirtió en el vídeo más visto en la historia de la red social. Aguantó en el primer puesto hasta que aterrizó la canción infantil Baby Shark bastantes meses después.

Así, podemos suponer Fonsi se llevó una buena cantidad de dinero por los clicks que consiguió en la plataforma, pero lo cierto es que los beneficios del tema no llegaron a través de Youtube. «Pagan muy poco, nada. El 0,00000000…. Es difícil vivir de Youtube. La realidad es que uno vive del público, de hacer conciertos», explicaba el cantante durante una de sus visitas a El Hormiguero.

Fueron otro tipo de factores los que hicieron que Fonsi saliese ganando cuando Despacito comenzó a petarlo: llegó a países donde no le conocían, vendió una buena cantidad de discos, elevó su caché para festivales y conciertos y se convirtió en uno de los artistas urbanos más relevantes del momento. Un éxito que, aunque no se pueda medir en cifras, es abrumador.

«Es una bendición, un regalo de Dios. Mientras la gente no se canse y me la sigan pidiendo, la cantaré«, dijo a El País, demostrando que, al contrario que muchos fans, Fonsi todavía no se ha cansado de Despacito.

Una estrecha amistad con Antonio Orozco

Su amistad con Antonio Orozco viene de lejos. Sabíamos que entre ellos había muy buena conexión gracias a su trabajo como coaches en La Voz, programa en el que los dos han mostrado una gran complicidad y en el que el propio Antonio reveló el origen de su relación.

Fonsi tendió una mano a Orozco hace varios años, cuando el artista planeaba darse a conocer en Latinoamérica y ampliar así su público. España estaba entrando en una crisis económica y las dificultades no hacía más que aumentar.

«Recuerdo que en 2007 estaba perdido, sin saber qué hacer. En aquel momento el teléfono solo sonaba para recibir llamadas para pagar las facturas de la luz. No sabía qué hacer y entonces pensamos en irnos a dar el salto a América. En aquel momento, sin mucha esperanza, llamé a un señor, amigo y compañero para pedirle ayuda. A ver si podía echarme una mano y abrir alguna puerta… aquel amigo se llamaba Luis Fonsi», relató Orozco en uno de los momentos más emotivos de La Voz.

»Lo que tardó Luis Fonsi en cogerme el teléfono y cambiarme la vida, fue el mismo tiempo que he tardado yo en darme la vuelta y reconocer tu talento. Luis me cambió la vida, desde aquel día somos hermanos», decía, emocionado y agradecido por haber sido amparado por el puertorriqueño, que no dejó pasar la ocasión para contar su parte de la historia.

»Cuando eso pasó, cuando descolgué ese teléfono y me pidió ayuda Antonio… no sabía qué decirle. Siempre había sido un ídolo para mí, le dije que ‘por supuesto, que claro, que le dijera qué quería hacer y que se ponían a ello’. Fue entonces cuando Antonio me dijo que tenía una canción para los dos.. ¿Os suena Ya lo sabes? Pues el resto es historia…», dijo, refiriéndose a la colaboración que lanzaron en 2009, Ya lo Sabes.

Cómo conoció a su mujer Águeda López

La modelo española Águeda López y Fonsi comenzaron a salir poco después de la ruptura del cantante con su anterior pareja, Adamari López.

En 2011 nació su primera hija, Mikaela, y tres años más tarde, en 2014, los padres se daban el sí quiero en una ceremonia privada en el Valle de Napa (California).

En una de sus visitas a El Hormiguero, Pablo Motos quiso saber cómo el cantante había conocido a la que a día de hoy es su mujer. «La conocí en Miami en una sesión de fotos«, dijo Fonsi, que dio más detalles ante la insistencia del presentador. «Hubo una ayuda de un maquillador, que me la presentó y me dio su número y su Facebook. Justo yo había salido de una ruptura difícil. Y aquí estamos ocho años después y con dos hijos», señaló.

La pedida de mano tuvo lugar en París. «Soy un romántico. Pusimos el candado con nuestros nombres en el Pont des Arts. Le di el teléfono a unos turistas alemanes y les dije que lo grabaran para tenerlo de recuerdo», contó.

Sus hijos, Mikaela y Rocco

Luis Fonsi tiene dos hijos con su actual mujer, la modelo española Águeda López.

Mikaela nació en el año 2011 (9 años) y Rocco en 2016 (4 años). El destino fue caprichoso y quiso que ambos naciesen el mismo día, el 20 de diciembre, pero con cinco años de diferencia.

El nacimiento del pequeño Rocco coincidió con el éxito de Despacito y la situación obligó al padre a volcarse en el terreno profesional, un peso que todavía carga a día de hoy.

«Eran sentimientos extraños porque necesitaba estar a tope profesionalmente pero, a la vez, me estaba perdiendo las primeras veces de mi niño, sus primeros pasos… Eso me costó mucho», confesó a El País.



Source link