ALTA VELOCIDAD

Mi estirpe es un vagón repleto de hombres
que se arrancan el último botón de la camisa y abren las piernas.
Están solos
en el mismo tren que les lleva a un mismo destino,
estiran los brazos,
lucen sus paquetes, se acomodan, se rozan las rodillas,
invaden el espacio que durante siglos han ido conquistando.
Son reyes de repente
sentados en tronos de plástico duro reclinable.
Y el vagón no es más que otro campo de batalla
en el que yo escribo mi historia mientras intento hacerme
más pequeño: aprieto mi espalda contra la pared,
apoyo la cabeza en la ventana fría, escondo los pies
bajo el asiento.
Me vuelvo diminuto, desaparezco en el sillón,
del mismo tren que nos lleva a un mismo destino.

(Ángelo Néstore)





Source link