OVIEDO, 26 Oct. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha agradecido este martes al portavoz de Foro, Adrián Pumares, que haya concretado sus condiciones para apoyar una reforma del Estatuto de Autonomía que incluya la oficialidad del asturiano y ha pedido también a Podemos e IU que reflexionen sobre esa propuesta para ver si se pueden concitar los 27 votos que requiere ese proceso de reforma estatutaria.

En la segunda sesión del Debate de Orientación Política, Barbón ha incidido en que todas otras formaciones han tenido la oportunidad de poner sus requisitos par negociar la reforma, remarcando que ahora le queda «clara» la posición de Foro y sobre ella tendrán que «reflexionar» tanto el Ejecutivo autonómico y la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), como las otras dos formaciones partidarias de la reforma para incluir la oficialidad, Podemos e Izquierda Unida.

De este modo, el presidente ha replicado al portavoz de Foro y secretario general de la formación, Adrián Pumares, que ha anunciado que va a votar a favor de una reforma del Estatuto de Autonomía que incluya la oficialidad del asturiano y del gallego-asturiano si se atienden varias condiciones.

Así, Pumares ha reclamado que el Estatuto recoja que la Ley de Normalización que desarrolle la oficialidad exija para su aprobación los tres quintos de la Junta General. Una ley que para Foro debe respetar la realidad sociolingüística de Asturias y el «principio irrenunciable de la voluntariedad y la no imposición en ninguna esfera de la vida de los asturianos y asturianas; incluyendo, claro, la vehicularidad de la lengua asturiana».

Además, desde Foro exigen una Ley de Impulso Demográfico que incorpore medidas inmediatas y ayudas directas a la natalidad, por hijo nacido, y sostenidas en el tiempo; así como eliminar ‘de facto’ el impuesto de sucesiones, bonificándolo hasta el límite de un millón de euros, y una reforma del IRPF «que evite la fuga de nuestros profesionales y de talento empresarial».

Adrián Barbón, que también ha respondido a Pumares en cuestiones relativas a energía, industria o ciencia, ha centrado su réplica en la reforma estatutaria, recibiendo «con los brazos abiertos» una propuesta firme por parte de Adrián Pumares.

«Ahora me queda clara la posición de Foro y sobre esto tendremos que reflexionar. IU y Podemos tendrán también que hacerlo», ha señalado el presidente, apuntando que lo expuesto por Pumares supone unos requisitos claros de los que dependerá que haya reforma estatutaria incluyendo la oficialidad.

Igualmente, ha admitido que esas condiciones no suponen solo abordar una reforma para ganar en autonomía política sino que están también vinculadas a los presupuestos de 2022.

Barbón se ha referido también al requisito de Foro para que se fije en 3/5 la mayoría necesaria para aprobar la ley de desarrollo, la misma que requiere la aprobación de la reforma del Estatuto. El presidente ha indicado que ese no era el planteamiento del PSOE, pero reconoce que Pumares tiene «una posición en el debate para poder hacer su planteamiento» y espera ahora ver «si los demás partidos se suman a esos planteamientos para sumar los 27 votos necesarios».

Por su parte, Adrián Pumares ha insistido en que, más allá de la oficialidad, la reforma del Estatuto de Autonomía requiere una reforma más amplia de la comunidad, al tiempo que ha leído diversas citas en favor del asturiano, incluido el exalcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo (PP).

Pumares ha remarcado, igualmente, que Foro aboga por una oficialidad que garantice «derechos» y no suponga «obligaciones», y ha instado al presidente del Principado a abordar cómo se va a «dar derechos a los falantes de asturiano», afirmando que la actual Ley de Uso «se ha quedado pequeña» por los recursos y denuncias interpuestas por el PP y Vox.

El dirigente de Foro ha asegurado que la propuesta de apoyo de su partido es «sincera» y se produce tras «un debate profundo en el seno de la organización». De este modo, confía en que contribuya a «avanzar» para «reconocer a los hablantes un modelo que suponga derechos pero no obligaciones, sin orillar la gran reforma que necesita la comunidad».



Source link