Pepe Mejía | La Plataforma CIEs No de Madrid ha denunciado las presuntas agresiones de policías a Internos del Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Aluche. Los internos han recibido golpes en la cara y costillas, en la cadera, ortopédica por cierto, mientras les lanzaban insultos como “basura, delincuentes, mierdas, ladrones”.

Los internos del CIE Aluche, como consecuencia de estos lamentables hechos, han decidido iniciar una huelga de hambre a excepción de las personas diabéticas.

Mientras los jueces de control y el Defensor del pueblo no se manifiestan, se corre el riesgo de expulsar a las personas afectadas, testigos  sin acceso a denuncia ni depuración de responsabilidades por parte de agresores y cómplices.

En un comunicado, emitido esta mañana, la Plataforma CIEs No señala que los hechos se iniciaron en la hora del desayuno el pasado domingo 21 de marzo. Un policía se golpeó con una mesa y cinco agentes se abalanzaron contra uno de los internos. Otro les recriminó su actuación y también fue agredido y supuestamente amenazado.

“El interno presuntamente agredido relata haber solicitado atención al servicio sanitario del CIE, pero ante las coacciones de los policías presentes en la consulta del médico, no se atrevió a denunciar los hechos y relató haberse caído por las escaleras”. Ante su empeoramiento, llama al 112 y una unidad de atención de emergencia es enviada al CIE de Aluche pero es devuelta al “negar la policía que fuese necesaria”.

Posteriormente el interno pidió una muleta a lo que un policía espetó: “que por ellos podría arrastrarse”. Nuevamente llamó al 112 y le dijeron –según testigos- no podrían realizar asistencia si está no es solicitada por los responsables del CIE o la propia policía.

Hasta la tarde del lunes 22 de marzo, los internos no han sido entrevistados ni por el juzgado de control ni por miembros de la Oficina del Defensor del Pueblo.

La Plataforma CIEs No exige la paralización de la orden de expulsión del afectado el martes 23 de marzo y de los testigos hasta que la investigación haya podido resolverse. También piden la toma de testimonio de las personas presuntamente agredidas y testigos, entre estas el personal sanitario de Clínicas Madrid, el personal sanitario del 112 que respondió a las llamadas y personal de Cruz Roja.

También denuncian que llevan meses, semanas, recibiendo cada vez más denuncias de violencia y violaciones a los derechos humanos. Ante estos hechos, los juzgados de control no han respondido ni han adoptado medidas para investigar estos hechos.

En este sentido, la Plataforma CIEs No responsabiliza de esta situación al Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, y al Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Apelan al conjunto de colectivos sociales para que se hagan eco de estas denuncias. “Necesitamos dar a conocer la situación de las personas privadas de libertad que están encerradas en el CIE de Aluche y presionar al Gobierno para tener posibilidades de frenar la deportación de las personas internas afectadas y exigir que se abra una investigación al respecto. Los CIEs son lugares de no derecho y la única solución es su cierre irreversible y permanente”.



Source link