GUADALAJARA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) –

El pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ha aprobado, con 11 votos a favor (PSOE y Unidas Podemos-IU), 10 en contra (PP y Vox) y 3 abstenciones (Ciudadanos y Aike) la reprobación al ex alcalde de la capital y actual senador, el ‘popular’ Antonio Román ,y a su número dos en ese momento y actual portavoz de esta formación, Jaime Carnicero, tras la condena al Consistorio por ‘mobbing’ por razones políticas a la funcionaria y ex subdelegada del Gobierno con la formación socialista, Araceli Muñoz, cuando ellos estaban en el Gobierno municipal.

Una moción que ha llevado a pleno el Grupo Municipal Socialista y que ha salido adelante aunque sin el apoyo de Ciudadanos, formación que gobierna con el PSOE en Guadalajara, y que, a través de su portavoz, Israel Marco, ha pedido la dimisión “por honor” de todo el equipo de Gobierno de Antonio Román cuando ocurrieron esos hechos.

“Nos gustaría que la pena no fuera para el bolsillo de los vecinos sino para esos responsables y como esto no puede ser, pedimos que dimitan por honor todos los concejales que estuvieron en el equipo de Gobierno en 2012 y que devuelvan el dinero a modo de donativo”, ha dicho Marco, en base a que la sentencia hecha pública este verano y que condena al Consistorio capitalino a indemnizar a la funcionaria Araceli Muñoz de Pedro con 13.709,81 euro por el acoso laboral sufrido cuando regresó desde la política a su puesto de trabajo en la etapa de Román.

Tras la votación, el alcalde, Alberto Rojo, ha tomado la palabra para decir que “hay cosas y acciones que hay que dar a conocer y no hay que estar a dos aguas ni equidistantes sino señalarlas”, por las recriminaciones de alguna formación ante el hecho de que el asunto de esta funcionaria se haya traído a pleno. “Estamos ante una víctima de acoso laboral reconocida por la justicia y ahora lo que toca es reparar la dignidad de esta trabajadora”, ha subrayado.



Source link