MÁLAGA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) –

El coordinador general de IU Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Toni Valero, ha manifestado este sábado respecto al presupuesto autonómico que el «encorsetamiento en la ortodoxia neoliberal ha impedido al gobierno andaluz atisbar un nuevo horizonte más allá del mantra de la responsabilidad en el gasto».

Así se ha expresado Valero en su intervención ante la Coordinadora de IU-A, acto en el que ha asegurado que lo que había detrás del cambio que anunciaron Ciudadanos y PP al llegar a la Junta de Andalucía, dos años después, se ha visto que «era continuismo y ausencia de contacto con la realidad».

En su opinión, el «continuismo» está «en las políticas económicas neoliberales, en los privilegios fiscales a las grandes fortunas, que fue aquella gran victoria de Ciudadanos al Partido Socialista en la anterior legislatura, y en la apuesta por el ladrillo y el turismo frente a un cambio de modelo productivo».

Lo del cambio de modelo productivo, por tanto, «es sólo una estrategia de marketing»; «las cacareadas invocaciones a la administración paralela, pues todo igual»; y «lo de reducir el gasto superfluo» se concreta para Junta en «la asfixia de las asociaciones y organizaciones no gubernamentales, feministas, memorialistas y otro tipo de organizaciones de carácter social».

Por tanto, la consecuencia de esta política es una «falta de contacto con la realidad», ya que la región mantiene unos servicios públicos «deteriorados, incapaces de estar a la altura de las necesidades de la ciudadanía, a pesar de la entrega denodada de los empleados públicos», y «siendo especialmente grave este deterioro» en la situación del sistema sanitario, con una atención primaria «saturada y si en el refuerzo debido, ni siquiera en plena pandemia».

Ha dicho que Andalucía es «la tercera» comunidad autónoma con mayor tiempo de espera para recibir las ayudas a la dependencia; que el «recorte» presupuestario de 14 millones de euros a la Radiotelevisión de Andalucía (RTVA), que «supone cerca de un 20% en materia de personal y que impide la adaptación tecnológica», por lo que apoyan la huelga convocada por sus trabajadores para el 22 y 23 de diciembre; y que la Junta «tampoco puede lanzar campanas al vuelo» en materia económica.

Sobre este último punto, se ha referido a que durante el último año «se ha reducido el emprendimiento empresarial muy por encima del resto del país, han caído las exportaciones en 471 millones y han caído los ingresos en las familias sobre los índices de pobreza.

Por tanto, «de pobreza, de precariedad y de desempleo, solo decir que seguimos batiendo récords, este encorsetamiento en la ortodoxia neoliberal pues ha impedido al gobierno andaluz atisbar un nuevo horizonte más allá del mantra de la responsabilidad en el gasto, que no es más que recortes sociales o de la colaboración público privada, que no son más que externalizaciones y hacer caja con lo público», ha subrayado.

A su juicio, la pandemia ha evidenciado que se necesita «un Estado protector con servicios públicos fuertes y un Estado que intervenga en la economía para salir de la crisis y para cimentar un modelo productivo diversificado y mucho menos dependiente», y ha criticado que el Partido Popular y Ciudadanos «se abrazan a viejos eslóganes, como la bajada masiva de impuestos, como si nada estuviese pasando a nuestro alrededor».

INFORME POLÍTICO

La Coordinara de IULV-CA ha presentado este sábado su informe político, el cual será debatido y votado. Entre otros puntos, aborda el apoyo de la coalición al pueblo saharaui, que a nivel nacional PSOE y Unidas Podemos han pasado «el gran rubicón» de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que la Junta de Andalucía «rema en contra de las mayorías sociales» o «el robo de la marca Adelante Andalucía».

También trata los intentos de corregir las «anomalías democráticas» en verano y la «apropiación» de las redes sociales de Adelante por Anticapitalistas, el manifiesto de más de 800 cargos públicos de Adelante Andalucía, «la privación de los recursos económicos y la reapertura de una nueva cuenta bancaria por Teresa Rodríguez», la expulsión de ocho diputados «tránsfugas» del grupo parlamentario y la nueva fase de la confluencia.



Source link