El ex futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, está disfrutando de unas merecidas vacaciones por América. Según publica el jugador en su cuenta de Instagram, Ramos está pasando unos días junto a su mujer, Pilar Rubio, por la costa de California, en Estados Unidos.

Sin embargo, el futbolista ha subido varias publicaciones que han causado mucho revuelo entre sus seguidores y detractores. El sevillano ha compartido espacio con su amigo, el artista Kenny Scharf, quien exponía su obra en la «Honor Fraser Gallery«, galería de Los Ángeles. El artista californiano ganó repercusión en la escena artística del «East Village» de la ciudad de Nueva York en la década de 1980 por sus ambiciosas pinturas parecidas a dibujos animados y sus frecuentes colaboraciones con sus amigos, los artistas Keith Haring y Jean-Michel Basquiat. El divertido y colorido trabajo de Scharf, es tanto un guiño al futuro como una referencia a los movimientos históricos del arte del pasado, como el pop y el surrealismo. Su práctica multidisciplinaria navega entre el ámbito donde la cultura pop se encuentra con la ciencia ficción.

Allí, el central del Paris Saint-Germain ha adquirido dos obras del conocido artista, las cuales, aunque no se sabe el precio exacto, se estima que se haya podido gastar varias decenas de miles de euros. En su cuenta de Instagram podemos ver a un Sergio ramos orgulloso tras sus adquisiciones del artista Kenny Scharf, a quien quiso dedicar estas palabras: «El arte no es lo que ves, sino lo que haces ver a los demás…@kennyscharf, ¡un grande!»





Source link