GRANADA, 27 May. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Consumo y coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha defendido este viernes que «las diferencias en un gobierno de coalición son consustanciales» y «hay que normalizarlas» puesto que al final se trata de fuerzas políticas distintas, matizando que el hecho de que no se llegue a acuerdos sobre una determinada ley –como ha ocurrido con la Ley Audiovisual– «no pone en ningún momento en riesgo el trabajo conjunto» que se está haciendo ni el gobierno de coalición, que «goza de la mejor salud posible».

A preguntas de los periodistas en Granada después de que Unidas Podemos haya votado este pasado jueves en sentido distinto al PSOE en el Congreso en relación a la Ley General de Comunicación Audiovisual, Garzón ha hecho hincapié en que «hay que convivir con las diferencias, con los matices» que puedan surgir en el seno de un gobierno de coalición que está integrado por «dos partes que no piensan exactamente lo mismo en todas las cosas», pues si no existieran esas diferencias «seríamos el mismo partido», ha argumentado.

En el caso concreto de la Ley Audiovisual ha señalado que, si bien esta clase de discrepancias se suelen resolver en la fase de negociación, en esta ocasión no se obtuvieron los acuerdos necesarios, una situación que «no es deseada por ninguno de los socios de la coalición», según ha reconocido. «Tenemos que esforzarnos mucho más para no llegar a situaciones como las de ayer en las que se diferencia el voto», ha opinado Garzón, bajo el convencimiento de que lo ocurrido es «ejemplo» de que no se ha «trabajado lo suficiente» en este sentido.

Pese a todo ha garantizado que la pretensión es «siempre llegar a acuerdos» pero cuando no se consiga como este pasado jueves «también hay que normalizarlo» y en todo caso cree que «esto no pone en ningún riesgo el trabajo conjunto» que se está haciendo y que el gobierno de coalición «goza de la mejor salud posible» porque «estas diferencias son consustanciales».

Sobre las críticas en torno a la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Pleno del Congreso para informar de la crisis política motivada por el espionaje con el sistema ‘Pegasus’, Garzón ha sostenido que «queda mucho por esclarecer para exactamente saber lo que ha ocurrido» en este asunto que ha tachado de «muy grave» y que ha llamado a «no minusvalorar».

«Es un proceso en curso, aunque el presidente hiciera su comparecencia ayer todavía no conocemos cuáles son las responsabilidades, quiénes son los culpables, quién ha espiado a quién y en este momento hay una gran incertidumbre», ha sostenido, recalcando la necesidad de que se conozca todo para después hablar de las medidas a adoptar.



Source link