MÁLAGA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) –

La confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga ha reclamado al alcalde, Francisco de la Torre, que «deje de torpedear la regeneración ambiental del Guadalmedina y solicite al Gobierno de España, que mañana abre la convocatoria de un fondo para la puesta en valor de espacios naturales, la financiación del proyecto de renaturalización para un Guadalmedina verde».

Así, insisten en que el equipo de gobierno «deseche de una vez por todas las pretensiones insostenibles ambiental y económicamente de un Guadalmedina gris, plagado del hormigón y semiembovedado».

La viceportavoz de la coalición de izquierdas, Remedios Ramos, apuntado a que «el proyecto del alcalde para el Guadalmedina es tan agresivo, llegando a plantear un semiembovedado del río, que sigue paralizado porque ningún técnico de la Junta de Andalucía quiere firmar tamaño atropello».

«La opción necesaria para la ciudad es la renaturalización, dar el salto del gris del hormigón del PP al verde de una regeneración ambiental plena, como proponemos junto a los colectivos ecologistas», ha señalado.

En este punto, Ramos ha incidido en que «la renaturalización no solo tiene ventajas ambientales, también es más viable económicamente, ya que tiene un coste de 4,5 millones de euros y un plazo de ejecución de un año, mientras que la propuesta del hormigón y los puentes-plaza del PP es insostenible y faraónica, con un coste de 250 millones de euros».

«La renaturalización del Guadalmedina puede ser financiada en un 95 por ciento por el Gobierno de España, de modo que saldría prácticamente gratis al Ayuntamiento, por eso le reclamamos que se acoja al fondo estatal cuyo plazo de solicitud se inicia este lunes y que permanecerá abierto durante los próximos tres meses», ha apostillado.

Por su parte, la portavoz de la confluencia de Podemos e IU, Paqui Macías, ha reclamado en un comunicado al regidor que «desbloquee la ejecución de la vía ciclista y senderista prevista en la parte alta del río, que cuenta todavía con una asignación presupuestaría de 500.000 euros, vía crédito, desde el año 2016, y que está pendiente de que el equipo de gobierno remita a la Junta diversos informes técnicos, ya que por este retraso se está provocando el aplazamiento de su ejecución, pese a que ya está el diseño definitivo y existe consignación presupuestaria».



Source link