MADRID, 20 May. (Portaltic/EP) –

   Esker, compañía especializada en la digitalización de la relación comercial entre proveedores y clientes, ha dado a conocer el proyecto de transformación digital llevado a cabo con URSA, multinacional de materiales de construcción, que se apoya en la tecnología de automatización basada en Inteligencia Artificial (IA) para agilizar y simplificar la gestión de grandes cantidades de documentos, desde las facturas a clientes y proveedores hasta la gestión de pedidos entrantes.

   Mediante la puesta en marcha de una nueva solución, la compañía puede gestionar de manera centralizada cerca de 65.000 facturas de proveedores al año desde su Centro de Servicios Financieros en Polonia, con lectura mediante IA y archivado automático, lo que ha permitido una gestión de los pagos un 30 por ciento más rápida, con posibilidad de aprobación sobre la marcha gracias a la aplicación móvil Esker AnywhereTM, y eliminando costes de infraestructuras y mantenimiento.

   Con oficinas centrales en Madrid, URSA es uno de los mayores fabricantes de materiales de aislamiento térmico y acústico, con trece plantas de producción y presencia en unos 40 países. Su relación con Esker data de más de 10 años, en los que ha pasado de automatizar sus procesos administrativos a abordar la plena transformación digital y sostenible de su operativa de negocio, a partir de tecnologías emergentes como la nube y la Inteligencia Artificial

MÁS EFICIENCIA Y UNA DRÁSTICA REDUCCIÓN DEL USO DE CONSUMIBLES

   Este nuevo paso, le permite ahora gestionar más de 20.000 facturas anuales de clientes de las trece filiales, adaptándose a la legislación de cada país y favoreciendo en cada uno la transición a la factura electrónica en función de sus normativas y plataformas. Además de una entrega más rápida de las facturas, URSA ha conseguido una mayor visibilidad del estado de la facturación y una drástica reducción en el uso de consumibles, fundamentalmente papel.

   «Cuando empezamos a trabajar con Esker no se hablaba de transformación digital, sino más bien de proceso de automatización«, señala Gregor Miklavcic, European IT Manager at URSA. «Esker ofrece una solución única que gestiona tanto las facturas como los pedidos, lo que aumenta la eficiencia en el ciclo de aprovisionamiento y en el proceso integral de ventas. La plataforma de Esker crece con nosotros adaptándose a nuestras necesidades», apostilla.

   El objetivo pasa por gestionar el 80 por ciento de los pedidos de clientes desde la plataforma Esker. El proyecto piloto puesto en marcha en Italia y Austria ya permite procesar 10.000 y 4.200 pedidos anuales, respectivamente, reduciendo a la mitad el tiempo de gestión. Este año se desplegará la solución en Eslovenia, Francia, Rumanía y Hungría.

REDUCIR LA INTRODUCCIÓN MANUAL DE DATOS Y TAREAS REPETITIVAS

   Con la automatización de pedidos, URSA se propone mejorar su atención al cliente, reducir la introducción manual de datos y las tareas repetitivas y, en definitiva, liberar a los responsables de Servicio al Cliente para que puedan dedicar más tiempo a dicho servicio y a la mejora de los procesos de ventas, tal y como han explicado a través de un comunicado.

   «Cuando usas la tecnología para mejorar la vida de tus equipos, ves cómo se produce la magia. También es necesario convencer a la alta dirección de que la solución va a reportar beneficios importantes y tangibles a la empresa. Y hay que convencer a los usuarios finales de que no podrán vivir sin estos beneficios», añade Miklavcic.

   Con el paso de los años, URSA ha ampliado el uso de las soluciones de Esker a 13 países de Europa, concretamente España, Francia, Eslovenia, Croacia, Alemania, Bélgica, Italia, Inglaterra, Polonia, Hungría, Serbia, Austria y Rumanía. La previsión es que más países incorporen la tecnología de Esker en los próximos años. Uno de los grandes retos era asegurar una implementación fluida de la solución, que se adaptara a los usos de trabajo de cada equipo local.



Source link