Lo que debes desayunar siempre para perder peso y quemar grasa sin esfuerzo

Lo que debes desayunar siempre para perder peso y quemar grasa sin esfuerzo

Son muchos los que ya están pensando en adelgazar. Pero, a diferencia de lo que muchos piensan, perder peso puede ser sencillo. Los nutricionistas llevan tiempo pidiendo a sus seguidores que olviden viejos mitos. No es cierto que el desayuno sea la comida más importante del día como tampoco lo es que comer fruta de noche engorde. Eso es falso y por eso hay que luchar contra quienes difunden este tipo de bulos por la red. A la hora de adelgazar y de perder peso (el objetivo que muchos se marcan sobre todo al principio del año), lo más importante es ser consciente de lo que se come y llevar a cabo una alimentación saludable basada en comida real.

La fruta es fundamental en cualquier dieta. Da igual que tenga azúcar o que sea dulce: tienes que comer cosas que te aporten vitaminas y que te gusten para que en vez de una dieta elijas un cambio de vida que puedas mantener en el tiempo. Por eso en nuestra sección de salud te recopilamos una serie de consejos que te van a ser muy útiles a la hora de cambiar de vida.

Hoy te queremos hablar de lo que tienes que introducir en tu desayuno para perder peso. Los expertos aseguran que no es aconsejable (si quieres adelgazar) atiborrarte de dulces a primera hora de la mañana. Normalmente estos productos tienen demasiado azúcar y se “queman” muy rápido. Es decir: aportan mucha energía pero es una energía que se pierde de forma muy rápida. Por eso es necesario que te levantes cinco minutos antes y prepares tu desayuno con calma. ¿Qué tienes que introducir en esta comida? Unas cosas básicas.

La fruta. Comer cinco piezas de fruta y verdura cada día debería ser un mínimo en tu alimentación. Es la regla más clásica de los nutricionistas y no por ello es menos real. Un puñado de fresas o una naranja pelada pueden ser unos grandes platos de desayuno. Eso sí, recuerda que si quieres adelgazar tienes que huir de los zumos tal y como te explicamos en este artículo.

Los lácteos. Olvida ese viejo axioma de que la leche engorda. Tienes que consumir lácteos y no hay mejor momento del día que en el desayuno. Leche con el café o yogur con la fruta, tú eliges, pero lo que está claro es que estos son unos complementos ideales.

Frutos secos. ¿Sabías que puedes adelgazar cada día introduciendo en tu dieta sólo 30 gramos del producto que te contamos en este artículo? La clave es el equilibrio.

Muesli. Si te gustan los cereales este es un buen producto. Eso sí, intenta que sea el más sano y natural: el que no lleva azúcar.

Pan. El integral es el mejor pero tampoco importa que ingieras calorías del normal: recuerda que tienes todo el día para quemar esas calorías que ingieres por la mañana.

También es importante, eso te lo decimos siempre, que te muevas más y que hagas ejercicio a diario. Eso no quiere decir que tengas que ir al gimnasio. Basta con hacer, por ejemplo, unos 10.000 pasos cada día.



Source link