OVIEDO, 25 Mar. (EUROPA PRESS) –

Los portavoz de Podemos y de IU en la Junta General, Rafael Palacios y Ángela Vallina han anunciado este viernes una Proposición no de ley (PNL) para pedir un acuerdo de las Cortes sobre el Sahara al considerar que se trata de un «asunto de Estado».

Asimismo, la iniciativa rechaza el cambio en la posición de España sobre el Sahara, reprobando las «declaraciones unilaterales» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y exigir que se respeten «los acuerdos internacionales para la autodeterminación de la excolonia española».

Así lo han indicado tras reunirse con el delegado saharaui en Asturias, Yahia Edjil, reprochando «el giro» en la política exterior en esta materia.

Para Vallina, no es aceptable que se justifique el fondo y la forma del cambio de posición sobre el Sahara escudándose en que se trata de una potestad propia del jefe del ejecutivo: «Es una excusa barata, porque el presidente es presidente porque se presentó con un programa en 2019 y la gente le dio su confianza con ese programa y la postura sobre el Sahara seguía siendo la misma que se había mantenido desde un principio en este país. Creo que una decisión semejante es una soberbia que la tome una sola persona y que, encima, a una parte del Gobierno, porque es de coalición, con lo cual hay que ser más prudente, no sea informada y se haga con total oscurantismo y aquí nos enteremos porque el socio tan fiable de Marruecos les hacen la jugada de sacar la carta enviada por Pedro Sánchez».

Según Vallina, «existe un claro chantaje por parte de Marruecos que utiliza los flujos migratorios como un arma de presión». «El chantaje de Marruecos es continuo, tanto a la UE como España y, cuando uno acepta un chantaje una vez, lo va a aceptar para siempre que es a lo que estamos ahora sometidos», argumenta.

Para Rafael Palacios, el cambio de posición de Pedro Sanchez «no representa el sentir mayoritario de la población española y suponen una traición al pueblo saharaui, a los acuerdos del Gobierno de coalición y, lo que es mas grave, contraviene el derecho internacional y abona el ambiente de inestabilidad que afecta a dicha zona».

Para el diputado de Podemos, Marruecos vuelve otra vez a una política de «chantaje» que no es nueva y que se ha visto recientemente en la declaración de la marroquinidad de las aguas de Canarias, otras en materia de pesca y explotación de recursos saharauis o la utilización de la migración como «arma de guerra».

Ante la importancia del conflicto del Sahara para España, Palacios ha reivindicado el derecho del parlamento español a debatir para que todas las formaciones políticas puedan manifestar su posición para buscar una solución que, ha aclarado, «debe pasar por el respeto a los derechos que le asisten al pueblo saharaui; el primero, el derecho a decidir libremente su futuro como pueblo».



Source link