ME DIJISTE PUTA

Hace unos días
             el tiempo es relativo
un desconocido me dijo Puta.
Era fácil de entender.
Sus ojos, sus manos, decían Rabia y Miedo.
Había osado oponerme a su camino
             que me arrollaba.
Era en la calle.
             Él lo pretendía pero no
Era un insulto desde su rabia y su miedo.
Era sólo que no me había plegado
             a su imagen de mi lugar mujer
             de lo correcto.

Hace algunos días
             el tiempo es relativo
él me dijo Puta.
Era fácil de entender.
Sus ojos, sus manos, decían Temor y Deseo.
Me hablaba de hombres y mujeres,
             de esas amistades imposibles,
             de él, de mí.
Estábamos en un bar.
             Él no lo pretendía, pero
Era un insulto desde su temor y su deseo.
Era sólo que yo no quería plegarme a su imagen
             de lo que debía ser,
             de lo correcto.

Hace otros días
             el tiempo es relativo-
un amigo me dijo Tienes que ser más Puta.
Los ojos y el gesto decían Cariño.
También era en un bar.
             Él no lo pretendía pero
Era un insulto desde su abrazo.
Era sólo insinuarme que debía plegarme
             más a la imagen común
             de lo que una mujer debe hacer,
             de lo correcto.

Hace un día, ayer
             el tiempo es relativo
repetiste varias veces Puta.
Tus ojos, tus manos, todo tú, decían Avidez.
Era en tu cama.
             Tú lo pretendías y no pero
Era un insulto también desde tus embestidas,
querías que expresara mis deseos,
             si los hiciera coincidir con los tuyos,
que me plegara así
             a tu imagen
                                    allí, entonces
             de lo que querías tú,
             de lo correcto.

(Carmen Del Río Bravo)




Source link