Saint-Priest-en-Jarez,

A principios de este mes de marzo recaló en el Musée d´ Art Moderne et Contemporain de Saint Étienne Métropole “I am the single work artist”, un repaso a la asombrosamente diversa producción de Hassan Sharif diseñado por la Sharjah Art Foundation y comisariado por Hoor Al Qasimi con la colaboración de este museo francés, KW Berlín y el sueco Malmö Konsthall.

Artista, docente y crítico, Sharif (1951-2016) trató de contribuir a la modernización del panorama artístico en su país desligándolo de la caligrafía antigua y, durante cuatro décadas, llevó a cabo dibujos, pinturas, performances, esculturas e instalaciones que a menudo desplegó desde propósitos conceptuales y sirviéndose de recortes, tejidos u objetos encontrados en mercados que acumulaba componiendo monumentales construcciones. La suya es, como decimos, una obra extensa y múltiple, pero, como el título de la exhibición sugiere, puede entenderse en su conjunto como un gesto único derivado de la repetición en el tiempo.

Hassan Sharif. Playfulness no.1, 2015
Hassan Sharif. Playfulness no.1, 2015
Hassan Sharif. Things in My Room, 1982
Hassan Sharif. Things in My Room, 1982

La trayectoria de este autor emiratí se desarrolló en un contexto económico y social convulso marcado por el hallazgo y la comercialización del petróleo en su país y por la creación del mismo, como Emiratos Árabes Unidos, en 1971. Algunos de sus proyectos remiten, justamente, a la transformación acelerada de Dubai de territorio modesto a megalópolis de lujo y encontramos una crítica a esa forzada conversión en las caricaturas que publicó en el periódico Akhbar Dubai hasta 1979, fecha en que decidió Sharif volcarse en su actividad plástica.

Formando en Londres, en la Byam Shaw School of Art, su experiencia británica le sirvió para conocer a fondo el minimalismo y Fluxus, cuyas influencias conjugó hábilmente; las de este último movimiento se aprecian en sus performances en el desierto de Hatta a principios de los ochenta, que a su vez se encuentran entre las primeras propuestas conceptuales en el Golfo: saltó, lanzó y registró piedras, desapareció entre las dunas… y documentó sus acciones, que también realizó en zocos, interiores o taxis, en fotografías, collages o escritos.

A su vez, Sharif participó en muestras efímeras y subversivas junto al colectivo Atelier Al Mureijah y de la mano de estas comenzó a interesarse por los materiales humildes, la chatarra… que encontraba en grandes cantidades en los puestos de mercado. Los acumulaba y cortaba o elaboraba con ellos ensamblajes o trenzados que él calificaba como “arqueología urbana”.

Desde los años 2000, cuando sus instalaciones se tornaban monumentales, retomó sus prácticas pictóricas, que embelleció asimismo incorporando a ellas objetos cotidianos. Su estilo grotesco con toques expresionistas ilustraba, con realismo y con crudeza, el auge del consumismo en una sociedad no hace mucho austera. Hablando de austeridad, no dejó de lado este autor su obra más ascética y gráfica, asimismo repetitiva: los llamados semisistemas: a partir de cálculos matemáticos, estableció reglas para crear diseños geométricos, en interminables columnas de líneas y líneas segmentadas. Incluso dejó que el cansancio y el aburrimiento lo vencieran para introducir errores que no trató de invisibilizar; eran su forma de enfrentarse a convenciones, de poner de relieve su oposición al curso de la historia y los medios para escapar a sus nuevos cánones.

Si Sharif no pretendió resistirse a los ecos de movimientos occidentales, también su trabajo tuvo repercusiones entre autores, fundamentalmente europeos, desde los setenta hasta los noventa: dos de las salas de la exhibición las repasan en el arte minimalista, Fluxus o Supports / Surfaces. Además, representó a los Emiratos en la Bienal de Venecia en 2009 y 2015 y sus obras forman parte de los fondos de los museos Guggenheim de Nueva York y Abu Dhabi, el Centre Pompidou o la Tate Modern; también del Mathaf: Arab Museum of Modern Art de Doha.

Vista de la exposición "I am the single work artist" en el Musée d´ Art Moderne et Contemporain de Saint-Étienne Métropole
Vista de la exposición “I am the single work artist” en el Musée d´ Art Moderne et Contemporain de Saint-Étienne Métropole

 

Hassan Sharif. Broom, 2016
Hassan Sharif. Broom, 2016

 

 

Hassan Sharif. “I am the single work artist”

MUSÉE D´ ART MODERNE ET CONTEMPORAIN SAINT-ÉTIENNE MÉTROPOLE

Rue Fernand Léger – 42270

Saint-Priest-en-Jarez

Del 5 de marzo al 26 de septiembre de 2021

 

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:



Source link