Vitoria,

El espacio y su poder para condicionar comportamientos y formas de mirar y sentir es el centro de la obra de Xabier Salaberria y de los trabajos que integran “Una exposición sin arquitectura”, la muestra que ARTIUM, el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, le dedica hasta octubre. Podemos contemplar fotografías, objetos e instalaciones que proceden de distintas series del autor donostiarra pero que comparten lógica espacial e invitan a reflexionar sobre los usos de la arquitectura, las posibilidades de representación del paisaje o cuestiones técnicas y concretas relativas a la museografía.

Se trata de once proyectos surgidos de forma autónoma pero conectados por ese discurso de exploración del entorno que en la exhibición se completan con la memoria de trabajos anteriores, igualmente vinculados a la conexión de escultura, diseño y arquitecturas y a la historia de ciertas técnicas y materiales. Interesa a Salaberria examinar las posibilidades de diferentes displays expositivos y el planteamiento de recorridos y cruces en las salas de exposición, de caminos que generen sistemas susceptibles de entablar relaciones con lugares concretos y territorios generales.

Tiene en cuenta, y sitúa en primer plano de nuestro interés, muros, alturas, direcciones de paso… y sus efectos sobre nuestros movimientos, nuestra percepción y nuestra psicología; desde su mismo título, Xalaberria ha querido que esta muestra sea un escenario propicio para la especulación (espacial), para el pensamiento sobre las narrativas nacidas de los lugares.

Xabier Salaberria. Inkontziente/ Kontziente 4, 2011. Colección particular
Xabier Salaberria. Inkontziente/ Kontziente 4, 2011. Colección particular

Una exposición sin arquitectura es, también, el nombre de una de las instalaciones presentes en la exhibición: consta de una suerte de constelación de paneles modulares de los que cuelgan imágenes, planos y proyectos de trabajos realizados por Salaberria como diseñador de exposiciones y espacios, entre ellos este de ARTIUM. Al modificarse en su posición, color y función, dan lugar a un territorio a medio camino entre lo funcional y lo simbólico, como es habitual en su trayectoria. Varemos también r de radio (2020), una instalación compuesta por otros cuatro expositores metálicos verticales que ofrecen una colección de cristales rotos, o Bézier (2020), con sus planchas de aluminio que trasladan a un soporte plano, a modo de texto, las siluetas de los fragmentos de vidrio.

La muestra consta también de fotografías datadas en periodos anteriores de su trayectoria y de una nueva serie, un friso de cinco imágenes tomadas en Agiña (la Serie friso Oteiza). Se dedica esta última a los accidentes, casuales o no, presentes en la superficie y las aristas del monumento que Jorge Oteiza realizó en memoria del Padre Donostia; puede parecer que hacen dialogar el espacio sagrado del crómlech microlítico del escultor con el profano de las crestas de las peñas de Aya.

Estas imágenes subvierten, asimismo, convenciones expositivas, en una nueva llamada de atención sobre el espacio que pisamos, las arquitecturas que habitamos y los dispositivos que transforman y alumbran significados donde se instalan.

Xabier Salaberria. Îlot Persil, 2015
Xabier Salaberria. Îlot Persil, 2015
Nadia Barkate. Tuya gigante, tuya occidental, 2019
Nadia Barkate. Tuya gigante, tuya occidental, 2019

Por otro lado, en el marco de su programa Contextos desde una colección, una de las iniciativas puestas en marcha por ARTIUM para difundir sus fondos de la que ya ha participado Daniel Llaría, el centro presenta una selección de trabajos de Nadia Barkate: se trata de esculturas en vidrio producidas en los últimos tres años y de dibujos; cinco de ellos, acuarelas de formatos diversos pertenecientes a la serie Tuya gigante, tuya occidental y recientemente adquiridas.

El dibujo es el germen de la producción de esta artista bilbaína, que tiene como nexo común una cierta narrativa en la que se enlazan lo cotidiano y las culturas manual y oral. Las grandes y pequeñas acuarelas que integran Tuya gigante, tuya occidental forman parte de un conjunto más amplio nacido en la intimidad y el recogimiento de su taller, derivadas de la reflexión sobre su ensimismamiento y de la conciencia de los gestos que suele hacer con sus manos en esos periodos de concentración.

Estas acuarelas pasaron a los fondos de ARTIUM a raíz del plan de apoyo al sector artístico del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco y componen la llamada Colección compartida, cuyas piezas son seleccionadas por el museo de Vitoria, la Tabakalera de San Sebastián y el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Junto a ellas, podemos ver, contextualizándolas, otras seis acuarelas y cinco esculturas en vidrio soplado, prestadas en algunos casos por coleccionistas particulares.

Coincidiendo con la exhibición, el centro ha editado un nuevo ejemplar de la serie #Bilduma, en la que se publican textos de escritores, comisarios e historiadores sobre obras y artistas que forman parte de su fondo patrimonial de carácter público. En esta ocasión, el autor del texto sobre la obra de Barkate es el argentino Mariano Mayer. Y ya conocemos la próxima autora en sumarse a Contextos desde una colección: será Lorea Alfaro.

 

“Xabier Salaberria. Una exposición sin arquitectura”

Desde el 21 de mayo al 3 de octubre de 2021

“Contextos desde una colección. Nadia Barkate”

Desde el 29 de mayo al 5 de septiembre de 2021

ARTIUM. CENTRO-MUSEO VASCO DE ARTE CONTEMPORÁNEO

c/ Francia, 24

Vitoria

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:



Source link