La secretaria de Política Municipal del PSOE de Andalucía, María Jesús Serrano, ha exigido al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, que ante el reciente anuncio del Gobierno de España de inicio del plan de vacunación el día 27 de diciembre, «el reparto de la vacunas contra el Covid se haga a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y no desde una distribuidora privada, como es Bidafarma”.

Tal y como desveló ElPlural.com, la cooperativa farmacéutica Bidafarma, donde trabaja la mujer de Moreno BonillaManuela Villena López, ha vuelto a situarse en el epicentro de la polémica. En esta ocasión, ha sido debido a que la Junta ha otorgado sin concurso a Bidafarma la logística de las vacunas contra el Covid-19 en una primera fase.

En concreto, Manuela Villena López, mujer de Moreno Bonilla, es gerente de Relaciones Institucionales de la farmaceútica.

De este modo, Bidafarma será la encargada de prestar su infraestructura y de gestionar el almacenamiento, la custodia y el transporte de las dosis de vacunas en la región. El convenio incluye la recepción de las vacunas desde los laboratorios proveedores, la manipulación de los contenedores, la custodia de las dosis, el almacenaje a temperaturas adecuadas y la efectiva distribución en los puntos que designe el gobierno andaluz. Desde San Telmo defienden que al igual que ocurrió con la dispensa de mascarillas, la cooperativa lo hará supuestamente de “forma gratuita y desinteresada”.

Se da la circunstancia que desde Bidafarma han afirmado (en declaraciones a Diario Médico) que «el pronóstico general de crecimiento del mercado en 2021 es del 1,2% y nos hemos propuesto superarlo”.  La cooperativa «va a terminar el ejercicio 2020 con un incremento del PVL del 1,87% y una cuota de mercado superior al 21,7%”.

En cuestión

No es la primera vez que el Gobierno de Moreno Bonilla llega a un acuerdo con la cooperativa de la que su mujer es gerente de Relaciones Institucionales. Ya ocurrió en julio de 2020 con el reparto de 7,5 millones de mascarillas sin coste que fueron entregadas a la población andaluza.

“Nos resulta muy sospechoso que la distribución de mascarillas se haya hecho a través de Bidafarma, la empresa de la que es directora de relaciones institucionales la mujer de Moreno Bonilla y de la que es vicepresidente el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Farmacéuticos”, denunció en su día Jesús María Ruiz García, portavoz socialista de Sanidad en el Parlamento de Andalucía, en declaraciones a ElPlural.com.



Source link