jueves, mayo 30, 2024
Inicio Noticias Economia Las cinco luces de alarma que se han encendido en los mercados...

Las cinco luces de alarma que se han encendido en los mercados con el colapso del Silicon Valley Bank

0
311

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE).

Daniel Yebra


Hasta cinco luces de alarma se han encendido en los mercados en las últimas horas tras el colapso del Silicon Valley Bank y las turbulencias desatadas en todo el sector bancario [consulta aquí las claves sobre las causas del desplome y sus efectos]. Estos indicadores señalan la amenaza de una recesión económica en Estados Unidos y en Europa. Este riesgo y la inestabilidad financiera que se ha evidenciado obligan a los bancos centrales a replantearse las agresivas subidas de los tipos de interés.

Las turbulencias financieras empujan a los bancos centrales a frenar las subidas de los tipos de interésLas turbulencias financieras empujan a los bancos centrales a frenar las subidas de los tipos de interés

Ante “la reciente tensión en el sistema bancario, ya no esperamos que la Reserva Federal de EEUU (FED) realice un aumento de tipos en su reunión del 22 de marzo, debido a la considerable incertidumbre”, sentenció rotundamente la firma de inversión Goldman Sachs este domingo, en un informe al que ha tenido acceso elDiario.es.

Esta entidad y prácticamente todas las que siguen estas decisiones de política monetaria esperaban un incremento de 0,25 puntos porcentuales, hasta el rango del 4,75%-5% —el ‘precio del dinero’ estaba en el 0% hace apenas un año en Estados Unidos—. Pero las expectativas han cambiado rápidamente.

También respecto al Banco Central Europeo (BCE), que en los últimos meses ha compartido la estrategia de ahogar la demanda de las familias y la capacidad de inversión y de gasto de estados y empresas, para luchar así contra la inflación. La institución que preside Christine Lagarde ha subido los tipos del 0% al 3% desde julio en la eurozona. Y está comprometida a otro incremento de 0,5 puntos este mismo jueves.

Esta agresividad asume el riesgo de recesión, y, por tanto, de un mayor desempleo y sufrimiento de las familias. Y así lo han defendido tanto la Reserva Federal como el BCE. Aunque el primer gran susto de esta crisis de precios no ha sido por el daño a los hogares hipotecados o por el golpe a las pequeñas y medianas empresas. Ha sido por la quiebra de un banco especializado en start ups tecnológicas y por los desequilibrios desvelados en otras entidades.

En otras palabras, según observa David Cano, socio de AFI, “si hasta ayer la prioridad absoluta de los bancos centrales debía ser la inflación, hoy debe ser la estabilidad financiera”. Y ese escenario está recorriendo como un fantasma los mercados financieros.

“Con este susto en el cuerpo, está garantizado el aumento del paro, y, con ello, una mayor debilidad económica”, que es el antídoto de la banca central contra la inflación, segun explica Víctor Alvargonzález, fundador de Nextep Finance, que advierte de que de esto “tendrá que tomar buena nota el BCE si no quiere crear un problema mayor”.

Euríbor

Uno de los indicadores financieros más populares por su impacto directo en las cuotas mensuales de las hipotecas es el euríbor, que cotiza según la expectativa sobre los tipos de interés oficiales del BCE. Si supera el ‘precio del dinero’ de referencia significa que se prevén más aumentos. Si retrocede es que se estima que bajará.

Y este lunes cayó cerca de una décima, hasta el 3,85%, desde el máximo de 2008 en el que cerró el pasado viernes, según se observa en el gráfico siguiente.

Deuda a corto plazo

Este retroceso del euríbor muestra el giro que se ha producido en el universo financiero. Un cambio que es más evidente en la negociación de la deuda a corto plazo de los estados.

El interés que se exige en los mercados a la deuda estadounidense a dos años, la principal referencia para los plazos cortos, ha llegado a sufrir el mayor desplome en tres días desde el conocido como ‘Lunes Negro’ de la crisis financiera de 1987, de cerca de un punto, desde el 5% hasta el 4%.

También han protagonizado fuertes retrocesos los rendimientos de la deuda de Alemania, hasta el 2,6%, o la de España, del 3,5% al 2,9% en los últimos días, para el mismo plazo de dos años.

Expectativas de subidas de los tipos de interés

Este vencimiento es una de las referencias sobre dónde esperan los grandes inversores (fondos, bancos, aseguradoras…) que estén los tipos de interés oficiales próximamente en cada región monetaria.

Y con las caídas de rentabilidad están indicando que los bancos centrales frenarán los incrementos del ‘precio del dinero’ ante las turbulencias financieras que se han desatado y tras meses endureciendo las condiciones de financiación para luchar contra la inflación.

“Los tipos de corto plazo retroceden por la posibilidad, casi segura, de que apartir de ahora los bancos centrales moderen la agresividad, sopena de crear un problema económico mucho más serio. Y en un entorno donde los directivos dejan de contratar gente y moderan o detienen sus planes de expansión el descenso de la inflación está casi garantizado”, incide Víctor Alvargonzález.

EL ARTÍCULO CONTINÚA DESPUÉS DEL SIGUIENTE MENSAJE

Este 2023 viaja gratis con elDiario.es

Hazte socio/a de elDiario.es y te regalamos 2 billetes de tren válidos durante 1 año. ¡Cumple tus propósitos de año nuevo con elDiario.es! Las unidades son limitadas. Solo 6,66 euros al mes.

¡Lo quiero! .

El índice del ‘miedo’

Otro indicador que encendió una luz de alarma tras el colapso del Silicon Valley Bank fue el VIX, más conocido como el ‘índice del miedo’. Este indicador mide la volatilidad de la bolsa de Estados Unidos, y suele dispararse cuando hay pérdidas en los parqués. Este lunes, el VIX saltó a máximos de otoño, cuando la escalada de los precios de la energía elevaron la amenaza de recesión en Estados Unidos y en la eurozona.

Seguro de quiebra de Credit Suisse

Y otro dato que sirve como una seria advertencia de las incertidumbres actuales es el máximo histórico que alcanzó el seguro de quiebra (CDS, según sus siglas en inglés) que cotiza sobre las acciones del banco suizo Credit Suisse. Esta entidad viene siendo cuestionada desde hace meses por la situación de su balance y problemas de solvencia.